Los tiempos se contraponen con las ansiedades de los espectadores. ¿Ahora, los actores tienen esa ansiedad?

Pocas cosas no se discuten como la candidatura de Adán Bahl para la Municipalidad de Paraná. Es el candidato. El único hombre del oficialismo con posibilidades de recuperar la capital provincial para el peronismo. En diciembre reunió a todo el funcionariado local y a Gustavo Bordet para ratificar su voluntad de dar el primer paso para la Gobernación, es decir, ser intendente en la que viene. Incluso ha dicho que se impondrá por 14 mil votos.

Se le critica que no se haya lanzado oficialmente. Es una crítica infantil. Para qué hacerlo, si nadie duda de esa candidatura, además de que ninguno está en condiciones de pelearlo en el oficialismo. Ese silencio que hábilmente construyó y que mecha con apariciones con referentes de entidades intermedias, clubes y ciudadanos que la están pasando mal por las inundaciones, le ha servido para acrecentar su figura, subir sus acciones y pedir más en cualquier negociación.

Julio Solanas es el otro actor cuya referencia está en Paraná. Como sucede con Bahl, nadie discute su candidatura para la Gobernación por Unidad Ciudadana. No hay margen para otro contrincante en el espacio. Y, al igual que el vicegobernador, lo único que le falta es oficializar la candidatura. También ese detalle es táctico. Le deja abierta una puerta de negociación con el oficialismo en el plan de la unidad.

Bahl tiene buenos números y, además, un capital de arranque: la imagen positiva de Bordet en la ciudad. Supera el 60 por ciento. La intención de voto está arriba de los 40 puntos, según encuestas propias y ajenas.

A Solanas no lo han medido, pero su figura garantiza un piso en la ciudad que gobernó en dos oportunidades. Tiene la ficha limpia más allá de la causa que se le abrió hace unos meses y que quedó para la comidilla de la política más que para el gran público. ¿Quién será el candidato a intendente en Unidad Ciudadana?. Por estos días hay un operativo para convencer a Sebastián Bértoli. El encargado de hacerle entender que debe dar el salto a la política es otro futbolista: Bruno Urribarri.

Esa candidatura puede ser riesgosa para el oficialismo si el arquero de Patronato, no por decisión de él, va por afuera. Dividiría un electorado peronista.

A mediados de enero Blanca Osuna insinuó una candidatura durante un acto en el PJ. Este lunes aparecieron algunos pasacalles. Ella no dijo. Hasta ahora cotillón.

Sergio Varisco reapareció este fin de semana. En un acto en la sede del radicalismo, hace unos días, su espacio ratificó la voluntad de ir por la reelección. Al intendente le salieron otros candidatos al cruce de su proyecto reeleccionista. El más competitivo es Emanuel Gainza.

Cambiemos corre con la ventaja de responder a una conducción nacional, que ordenará el tablero según las conveniencias. El peronismo, en cambio, está huérfano. Solo tiene a Cristina Kirchner que conduce a su sector. “Pronto nos veremos”, lanzó la ex presidenta tras el encuentro con Solanas.

La muy buena relación de intendentes radicales con Bordet suma más incertidumbre de lo que pueda suceder en un cuarto oscuro, ya no solo en Paraná, sino en todo el territorio.
Fuente: Página Política

Claves

Elecciones 2019 Paraná

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles