En los últimos días se manejó como probable un rápido pronunciamiento sobre la situación de Sergio Varisco de parte de la comisión de ética que conformó la mesa nacional de Cambiemos.

Se especula que a raíz de su procesamiento por presuntas vinculaciones con redes de narcotráfico, el intendente de Paraná podría llegar a ser sancionado y que esas novedades políticas podrían conocerse esta misma semana.

Pero, según con quien se hable dentro de Cambiemos, las expectativas sobre lo que pueda resolverse en ese ámbito político van desde un lavado llamado de atención, hasta un planteo de expulsión de las filas de Cambiemos, pasando por un pedido para que se tome licencia.

Es más, hay quienes ponen el acento en que la comisión de ética no contaría con facultades para aplicar sanciones que son propias de los partidos políticos que integran la coalición, en este caso, del tribunal de disciplina de la UCR.

En este plano, los órganos partidarios del radicalismo provincial se han mantenido hasta ahora al margen, a pesar de la gravedad de la situación. Sólo se expresó, con un apoyo al intendente, el Comité Capital, que controla el varisquismo.
El Comité Capital respaldó a Varisco Redacción de Página Política 11 Jun, 2018
Pero el Comité provincial no ha dicho nada y la semana pasada Varisco logró persuadir al Foro de Intendentes para que lo mantenga en la presidencia, a pesar de que ya era tiempo de renovar los mandatos. La irrupción de Varisco en la reunión del Foro de Intendentes que tuvo lugar el miércoles en Ramírez fue parte de la defensa en el terreno político que había anunciado que desplegaría –junto con el plano judicial y mediático- en el acto partidario que encabezó el 8 de junio en la sede de la UCR. Antes de ese acto, Varisco había recibido de parte del ministro del Interior Rogelio Frigerio, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y el presidente de la UCR nacional y gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, un pedido para que deje la intendencia mientras se resuelve su situación judicial.

Las posiciones en torno a lo que debería hacer ahora la comisión de ética varían también dentro de PRO. Bullrich ha sido elocuente en sus pronunciamientos públicos y encarna con claridad el ala dura de la conducción nacional. En cambio, Frigerio se muestra más moderado, y preferiría que antes solucione el problema el radicalismo, donde algunos aseguran que la conducción nacional partidaria ya le soltó la mano al intendente de Paraná.
Efectos colaterales
La moderación de Frigerio puede explicarse en la necesidad de separarse de las versiones que en algún momento lo ubicaron alentando una movida judicial nacional que, en el plano político, implicaba dejar fuera de carrera para la gobernación a Varisco.

Pero Frigerio se encuentra en este tema en medio de dos fuegos amigos: de un lado lo cuestionan por estar supuestamente detrás de esta jugada y del otro le reprochan que no haga nada ante lo que implica un deterioro diario de la imagen de Cambiemos en Paraná y la provincia.
Agrandar imagen
En cualquier caso y a diferencia de otros dirigentes nacionales de Cambiemos, el hombre fuerte del PRO entrerriano toma en consideración las consecuencias políticas de una decisión de este tipo sobre su territorio.

Algunos interpretan que si la comisión de ética de Cambiemos expulsara a Varisco, Macri se estaría sacando un problema de encima a costa de entregar Paraná al peronismo y probablemente también de resignar la posibilidad de ganar la provincia.

Es que, si las cosas siguen como están hasta aquí –si no aparecen nuevas pruebas que deriven en una detención del intendente, o no prospera una eventual intervención- Varisco va a completar su mandato. La posibilidad de que tome licencia es absolutamente descartada desde su entorno.

No sólo va a completar su mandato procesado. Aunque a los ojos de un observador externo resulte extraño y hasta inverosímil, Varisco va a buscar su reelección en 2019. Va a defenderse -como anticipó- en el terreno político. Con todos los problemas que tiene encima, sigue siendo el dirigente más gravitante de Cambiemos en Paraná.

El drama de Cambiemos es que no cuenta con suplentes para la capital entrerriana. Por eso es que el escándalo nacional de Paraná golpea tan fuerte en las expectativas electorales de la coalición, no sólo en la ciudad, sino también en la provincia. El peronismo no podría imaginar un escenario más favorable.
Suma cautela
Está claro que el enorme perjuicio del caso Varisco sobre las proyecciones electorales de Cambiemos existe más allá de lo que resuelva la comisión de ética. Tan claro como que cualquier decisión política que se tome resulta altamente compleja.

Eso explica, en buena medida, el ruidoso silencio de la mesa provincial de Cambiemos en un asunto tan grave. Y los cuidados que ha tenido la dirigencia política de la coalición en general y del radicalismo en particular, al evaluar públicamente los argumentos del procesamiento de Varisco, que muchos en privado consideran insuficientes.

Todo es muy incierto. Los mismos que no encuentran una prueba directa contra Varisco en los fundamentos del procesamiento dictado por el juez Leandro Ríos, se hacen eco de las versiones sobre la inminente aparición de nuevas pruebas que podrían derivar en la detención del intendente.

Todo es muy incierto y ocurre a las puertas del año electoral que, para mayor complicación, podría ser más corto si el gobernador Gustavo Bordet decide finalmente adelantar las elecciones provinciales.
Fuente: Página Política

Claves

Cambiemos Varisco

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles