Dirigentes de distintos sectores internos de la UCR fijaron este martes una posición común del partido para la próxima sesión preparatoria de la Cámara de Diputados, en la que Sergio Urribarri podría ser desplazado de la Presidencia por iniciativa del gobernador Gustavo Bordet. La posición surgió tras un debate que se produjo en el marco de una reunión que tuvo lugar este martes en la sede central de la UCR, convocada para atender cuestiones administrativas referidas al proceso electoral.

No se trata de una posición orgánica, pero puede presentarse como un acuerdo interno dentro de la UCR, que en las próximas horas se buscará consensuar con los diputados de PRO. Para los radicales, Cambiemos no debe “resolverle la interna” al PJ en la Cámara de Diputados.

Según pudo saber Página Política, en la reunión se analizó que el peronismo busca la definición de los 11 votos de Cambiemos en Diputados con el propósito de bajar al oponente interno.

“Nosotros no vamos a definir la interna peronista. Después veremos qué hacemos si no la definen; si votamos uno propio o nos abstenemos. Pero si van dos candidatos peronistas, no vamos a definirle la interna nosotros”, comentó uno de los participantes del encuentro radical.

Para afuera

Ya en pleno tiempo de campaña electoral, el discurso de los radicales para afuera será ese. Dirán que el gobernador Gustavo Bordet adelantó las elecciones en Entre Ríos para enfrentar un problema interno con Urribarri. Y en esta coyuntura pedirán al peronismo que se ponga de acuerdo, que son ellos los que tienen mayoría en la Cámara.

Es una manera elegante de sortear las diferencias internas que hay sobre el asunto. Y de evitar los posibles costos electorales que –algunos interpretan- podría acarrearle a Cambiemos optar por el candidato del Gobernador, el diputado Reynaldo Navarro, como ordena la tradición parlamentaria.

Está claro que mucho mayor sería el costo de torcer la balanza a favor de Urribarri.

No ya con un voto directo a favor de la continuidad del exgobernador al frente de la Cámara, algo impensado en un año electoral para diputados de un frente que en la campaña pondrá el acento en los casos de corrupción del peronismo, a falta de buenas noticias en la economía.

Algunos entiendan que no votar por Navarro (en tanto candidato del oficialismo) y proponer un candidato propio de la UCR o el PRO, sería una forma de abonar la rebeldía del exgobernador. El voto de Cambiemos resultaría, finalmente, funcional a Urribarri, aunque Bordet sea quien termine ganando la pulseada.
Fuente: Página Política

Claves

Cambiemos

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles