Este miércoles 13 de febrero, cuando venza el plazo para la inscripción de los frentes electorales, se sabrá cómo se habrá resuelto la interna peronista. Básicamente, si el peronismo de Entre Ríos evita o no un quiebre para las elecciones provinciales del 9 de junio.

Por estas horas son muchas las cosas que se dicen. Y casi cualquier cosa que se diga, con tal de que guarde algún sentido, puede resultar creíble en un clima en el que incluso los propios protagonistas no saben cómo terminará la historia.

Una de las versiones más repetidas al comienzo de esta semana clave para la interna peronista es que se estaría encaminado un acuerdo entre el gobernador Gustavo Bordet y su antecesor Sergio Urribarri, máximo referente político de Unidad Ciudadana, la fuerza de Cristina Fernández. Según quien la cuente, la versión dice que habrá entre 2 y 5 diputados para Unidad Ciudadana en la lista de Bordet, el candidato único. Julio Solanas –el nunca lanzado postulante a gobernador por el kirchnerismo- sería uno de esos candidatos a diputados y presidiría la Cámara durante el eventual segundo mandato de Bordet.

Pero el dato central del hipotético acuerdo es que Urribarri no ocuparía ninguna candidatura en junio y se guardaría para octubre, cuando en las elecciones presidenciales (con Cristina como candidata) Entre Ríos renueve tres senadores y cuatro diputados nacionales. Se trataría de una salida similar a la que dio cuenta a mitad de enero Página Política:
El dilema de la interna peronista Pablo Bizai 15 Ene, 2019
Algunas versiones ponen como moneda de cambio de ese acuerdo electoral a la permanencia de Urribarri en la presidencia de la Cámara de Diputados. Otras, en cambio, afirman que aún en el caso de un acuerdo, el cambio en la Cámara ya sería un hecho y en la sesión preparatoria del jueves 14 asumiría Reynaldo Navarro, el candidato de Bordet. Argumentan: a esta altura, que Urribarri sea ratificado en la presidencia de Diputados aparecería en principio como una derrota de Bordet, quien ha dejado correr los rumores que, desde noviembre, refieren a su voluntad de desplazarlo.

Podría decirse también que, a esta altura, ese desplazamiento sería exhibido como una inequívoca voluntad de Bordet de marcar diferencias con Urribarri. Qué más contundente gesto que sacarle el control de los recursos de la Cámara, que erosionar su poder material.

En esta lógica, el efecto sería justamente el contrario si los diputados de Bordet terminaran ratificando a Urribarri en la presidencia del cuerpo.
¿Costo?
Ahora bien ¿Qué alcances tendrían esos hipotéticos efectos fuera del círculo rojo de militantes, dirigentes, gremialistas, empresarios, periodistas que siguen la política? ¿Cuánto costo electoral acarrearía para Bordet un acuerdo con Urribarri que suponga dejar las cosas como están en Diputados? ¿Cuánto podría explotar electoralmente Cambiemos ese eventual acuerdo del PJ en la Legislatura?

Por lo pronto, queda bastante claro que el costo electoral que debería pagar Bordet por mantener a Urribarri en la Cámara sería mucho menor que el de llevarlo en la lista de candidatos.

Esto último es lo que más le importó siempre, en su voluntad de diferenciarse de su antecesor y sus causas judiciales; de mostrarse como una renovación en el peronismo ante la mirada de alguna porción del electorado que ha votado a Macri (en Entre Ríos, el Presidente viene ganando desde 2015) y asocia kirchnerismo con corrupción, y que no impugna a Bordet, porque lo percibe distinto.

Si así terminaran saliendo las cosas, se podría pensar que la amenaza de quitarle la caja de Diputados a Urribarri fue la moneda de cambio que desde noviembre ha venido acuñando Bordet para asegurarse que su antecesor no contaminaría su lista en junio.

Finalmente, el desdoblamiento electoral habrá permitido sortear en Entre Ríos el profundo quiebre que el peronismo exhibe en la Nación:

-Junio para Bordet, despegado del kirchnerismo más cuestionado, pero al mismo tiempo conteniéndolo, para evitar los riesgos de una división del voto peronista para él y para las intendencias.

-Octubre para Urribarri, con Cristina como candidata.

Y todos unidos sobreviviremos.

Es sólo una versión. Buena para matar el tiempo de espera hasta el miércoles.
Fuente: Página Política

Claves

Interna Interna PJ Bordet Solanas Urribarri

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles