El Superior Tribunal de Justicia (STJ) podría quedar en un futuro no muy lejano constituido por siete vocales. No hay mucho que reformar. Con sólo retocar la ley orgánica del Poder Judicial es suficiente. La Constitución de 2008 fijó el mínimo en cinco.

Con la salida de Carlos Chiara Díaz se especuló con la idea de no reemplazarlo y esperar que un integrante se jubile, dejando en siete al alto cuerpo. Finalmente se lo reemplazó con Miguel Ángel Giorgio.

Leonor Pañeda inició sus trámites para jubilarse. Dejará allí una vacante en la Sala Nº 2 en lo Civil y Comercial. La pronta salida de la vocal precipitó, como suele suceder, una lista de candidatos para remplazarla encabezada por Ana Clara Pauletti, camarista en lo Civil y Comercial en Gualeguaychú.

Esta vez ya no son especulaciones de la comunidad judicial sino que existe una certeza. El Poder Ejecutivo está evaluando esta posibilidad, supo Página Judicial. Para concretarse debería irse otro vocal. Ese sería Bernardo Salduna. No inició trámites ni lo hará ahora mismo, pero sería el próximo en seguir los pasos de Pañeda. Acá sí debe invocarse la especulación de las fuentes consultadas.

La creación de las cámaras de Casación y Contensioso Administrativo fue un filtro de las causas vinculadas a lo laboral y penal, limitando al STJ a los planteos de inconstitucionalidad y los amparos, básicamente. La idea de un cuerpo de siente no es nuevo para quienes lo integran.

Con ese esquema sería saludable reducir el Superior Tribunal y, de paso, evitar negociaciones políticas para los reemplazos.

En Mendoza, el Poder Ejecutivo a cargo del radical Alfredo Cornejo propone una ampliación de la Suprema Corte. De siete a nueve. Lograría una mayoría automática.

En Jujuy, el radical Gerardo Morales ni bien inició su gestión presentó un proyecto de las mismas características y objetivos: ampliar la Corte Suprema provincial y obtener una mayoría propia. El caso jujeño llevó, finalmente, de cinco a nueve los integrantes. El hecho político fue escandaloso. El proyecto había sido aprobado un martes, entre otros, por los diputados Pablo Baca y Beatriz Altamirano. El jueves, ambos, renunciaron a sus bancas en una sesión extraordinaria para, en la misma sesión, ser votados como integrantes del máximo cuerpo de justicia.
Fuente: Página Política

Claves

Reforma judicial

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles