El diputado nacional de Paraná, Julio Rodolfo Solanas, es firmante junto a un puñado de legisladores de un proyecto por el que se abre, en el Registro Civil, un libro consignando “a quienes han fallecido dentro del vientre materno cualquiera sea la causa de la muerte”. El registro supone la carga de “nombre y sexto”.

Página 12 difundió la iniciativa de la diputada rionegrina María Emilia Soria. También contempla “a las defunciones de quienes fallecieran luego de su implantación en el seno materno” por tratamientos de fertilidad asistida.

La legisladora aseguró que la propuesta no es incompatible con la despenalización del aborto. “Sencillamente garantiza que se respete la voluntad de que puedan enterrarlo si quieren, hoy no pueden. Las mujeres recurren a enterrarlos en el patio de su casa. La inscripción en el Registro no genera derechos sucesorios ni hereditarios. Es para que la familia que quiere facultativamente darle entidad, pueda hacerlo y despedirse de los restos”, dijo Soria.
Los puntos centrales
El proyecto fue ingresado el 6 de marzo de este año, bajo el número 0360 y fue girado a las Comisiones de Legislación general y de Acción social y salud pública; el texto, que ingresó avalado por seis firmas además de la de Soria, es el mismo que la diputada rionegrina había presentado en marzo de 2016.

Además de Solanas y Soria, el texto fue acompañado por Cornelio Schmidt (PRO), Gustavo Bevilacqua (Federal Unidos por una nueva Argentina), Claudio Martín Doñate, Norman Darío Martínez y Mónica Macha (FpV).

El proyecto establece la modificación de la ley 26.413, de Registro Civil y Capacidad de las personas, para incorporar el Registro de Defunciones Fetales. El texto establece que la inscripción de “quienes han fallecido dentro del vientre materno” deberá hacerse “ante el oficial público que corresponda al lugar en que se produzca el nacimiento sin vida o se haya constatado la interrupción del embarazo” y que esa inscripción puede ser solicitada por “cualquiera de los progenitores” y será a demanda de alguno de ellos. El registro podrá hacerse en el plazo de un año “de ocurrido el nacimiento sin vida” y será necesario, para hacerlo, “la presentación del correspondiente certificado médico emitido por profesional médico u obstetra o el agente sanitario habilitado que atendió el parto o constató la interrupción del embarazo”.

La inscripción se hará mediante un “certificado médico de nacimiento sin vida” que registrará, además de datos registrales de la madre, “nombre y apellido con el que se lo inscribirá, sexo (de ser posible), edad gestacional, peso al momento de la expulsión; en ningún caso el certificado contendrá las iniciales ‘NN’ debiendo respetar el nombre elegido por los padres; en caso de no poder determinarse el sexo se respetará el nombre elegido por los padres”. Además, el certificado incluirá qué tipo de embarazo fue (“simple, doble o múltiple”), los datos de los profesionales de la salud y el establecimiento médico involucrados y la “causa de la muerte intrauterina, a los fines estadísticos”.
Fuente: Página Política

Claves

Aborto Solanas Mujeres

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles