En una hora Gustavo Bordet volvió a hacer equilibrio como lo hizo durante su primera gestión. Aquellos años los debió transcurrir con un gobierno nacional de otro color. Ahora, con la misma escudería en la Casa Rosada, el hándicap que tiene es otro. No obstante, la situación financiera y las urgencias son las mismas.

El Gobernador se las ingenia para mencionar los temas que en su entorno se adelanta que va a decir en el discurso, efectivamente sucede, pero luego el espectador se queda con más preguntas que certezas. Claro que habló de la reforma política, como lo hizo en campaña y en el discurso de asunción. Lo mismo con la reforma judicial. Repasó los avances y modernización de los procesos en los fueros laboral y familia. En lo penal saludó la implementación del juicio por jurados. Como consigna dejó el dictado de una nueva a ley orgánica para el Poder Judicial.

Nada se dijo sobre una derogación o suspensión de la Ley de Enganche, tema que está en estudio para ponerle fin a ese mecanismo por el cual los judiciales actualizan sus salarios de acuerdo a lo que fija la Corte, generalmente porcentajes muchos más elevados que las paritarias provinciales. La foto de los representantes de toda la comunidad judicial de esta semana imposible no analizarla desde el punto de vista político. No fue necesario un documento, con la semiótica fue suficiente.
Una foto para Casa de Gobierno Federico Malvasio 11 Feb, 2020
Ante el silencio sobre ese tema, un observador decodificó el final del discurso de Bordet cuando refirió a la necesidad de hacer una convocatoria “amplia y plural” para discutir “la sustentabilidad” de la Caja de Jubilaciones, lo que implica- según dijo el Gobernador- “terminar con inequidades, privilegios y desigualdades”. Esas tres palabras estarán seguramente en la invitación al diálogo. Fue el tema más sensible que se planteó. Fue también, el que tituló el comunicado oficial una vez finalizada la ceremonia.

Alberto Fernández, este viernes, envió un proyecto al Congreso en el que precisamente reduce las jubilaciones de jueces y diplomáticos en el marco de una reforma previsional. Paréntesis: se recomienda la editorial de José Natanson en la edición de febrero de Le Monde Diplomatique en su versión Cono Sur. Por fuera del 82 por ciento móvil, parece que todo está en la mira para ser reformado.

El campo, el otro sector en pie de guerra, advirtió sobre un posible incremento del inmobiliario rural. Es previsible que no se anuncie la suba de un tributo en el mensaje ante la Asamblea Legislativa, más cuando buena parte de los integrantes de los tres poderes es propietario de la tierra. Al sector le anunció que de ese impuesto se subirá de 20 a 30 el porcentaje destinado a la conservación de caminos rurales, reclamo recurrente. Pero también sonó otra música para el sector. Adelantó que insistirá en una ley que regule la utilización de agroquímicos, práctica que se rige por decreto.

Bordet evitó no confrontar con el Poder Judicial, con el campo y con los gremios estatales. Aunque dejó conceptos, no hizo ruido. Ratificó su estilo.
Fuente: Página Política

Claves

Asamblea Legislativa Bordet

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles