Terminó este mediodía el recuento legal de votos de la elección del domingo pasado en Entre Ríos. Los resultados finales ratificaron el triunfo de Juntos por el Cambio.

De este modo, se confirma lo que había dejado el escrutinio provisorio: la radical Stella Olalla se quedó con la banca en juego para el Senado y quedó afuera Estefanía Cora, de La Cámpora.

Así las cosas, desde diciembre y por los próximos seis años, Entre Ríos tendrá en el Congreso de la Nación un senador de PRO, Alfredo de Angeli; una senadora radical, Olalla; y un senador peronista, Edgardo Kueider, hombre de confianza del gobernador Gustavo Bordet.

Como se puede ver en la planilla que ilustra esta nota, en la categoría Senador fue donde se produjo la diferencia más exigua: 1.046 votos.

También fue ajustado el triunfo de Cambiemos en la categoría presidente: Mauricio Macri se terminó imponiendo sobre Alberto Fernández en Entre Ríos por 1.074 votos.

El cuerpo de la boleta menos votado del Frente de Todos fue el de diputados nacionales: la diferencia fue de 4.330 votos.

De cualquier modo, no se altera la distribución proporcional de las cuatro bancas que Entre Ríos renueva en este turno electoral: dos para cada fuerza política. Desde diciembre, serán diputados nacionales Marcelo Casaretto (hombre de Bordet) y Blanca Osuna (alineada con Cristina Fernández) por el Frente de Todos, y Gabriela Lena (UCR) y Gustavo Hein (PRO), por Juntos por el Cambio.
Confirmado
En términos generales, el escrutinio definitivo fue certificando los datos que manejaban los fiscales de Cambiemos, sobre los que oportunamente informó Página Política. Calculaban que ganaban el segundo senador por un margen de 1.200 votos. Lo que redujo esa cifra a 1.046 fue que la diferencia a favor del peronismo en el voto de las personas privadas de su libertad fue mayor a la que obtuvo Cambiemos entre los entrerrianos residentes en el extranjero. En los cálculos preliminares, estimaban que se compensarían mutuamente.

El resultado -oficial desde este mediodía- ratifica a Entre Ríos como la única de las siete provincias argentinas que el domingo eligieron senadores y en la que el peronismo termina perdiendo una banca a manos de Cambiemos. En este caso, una banca con la que la UCR recupera el senador perdido en 2013. De fondo, queda para los libros de historia el dato que los entrerrianos votaron en 2019 de un modo especial: en octubre, Macri termina ganando en la provincia que, cuatro meses antes, en junio, le había dado la reelección al gobernador peronista Gustavo Bordet con el histórico porcentaje del 57%.

En las primarias provinciales de abril, el peronismo obtuvo una ventaja de 25 puntos sobre Cambiemos. En las generales provinciales de junio esa diferencia fue de 22 puntos. En las primarias nacionales de agosto, la diferencia se redujo a menos de la mitad: el peronismo le sacó casi 10 puntos a Juntos por el Cambio. Y en las elecciones generales de este domingo, la alianza de macristas y radicales dio vuelta el resultado y dejó al peronismo abajo. Queda claro que Bordet y Macri compartieron una buena porción del electorado.
Fuente: Página Política

Claves

Confirmado

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles