Cambiemos viene de ganar Entre Ríos. En octubre de 2017 logró un triunfo contundente, con el 53% de los votos. Y a la cabeza de la boleta estaba Atilio Benedetti, como candidato a diputado nacional.

Estiman ahora que, derrumbe económico mediante, han perdido al menos 15 puntos.
Agrandar imagen
Octubre de 2017 era otro país. Y las elecciones de ese año eran intermedias, legislativas, nacionales. Pero el norte de campaña que se traza Cambiemos para la elección provincial general del 9 de junio es recuperar todo lo que puedan de esos 15 puntos de voto blando. Trabajar sobre los decepcionados; convencerlos para que vuelvan a optar por Cambiemos. Mejor dicho, para que no voten al peronismo.

Para alcanzar ese objetivo confían en la ayuda del acuerdo de unidad que el gobernador Gustavo Bordet cerró en febrero con la expresidenta Cristina Fernández. No tienen medido como impactó la reunificación peronista dentro de los desencantados de Cambiemos. Pero parten de un antecedente de unos pocos meses atrás: el 80% de los votantes de Cambiemos de 2017 que evaluaron votar a Bordet en 2019, dijeron que no lo harían si se enteraban que el Gobernador arreglaba con Cristina y Sergio Urribarri.
Agrandar imagen
No tienen datos nuevos sobre este punto. Se manejan por lo que le cuentan los referentes territoriales: la unidad sirvió al peronismo sólo para arreglar el armado provincial. No así los departamentos y las ciudades, donde se registran fuertes peleas internas. Hablan de un peronismo “en crisis”, que en buena medida salió a luz con las limitaciones que impuso Bordet para el pagado de boletas.

En la comparación, Cambiemos tiene para exhibir que resolvió con menos traumas esta cuestión. Benedetti habilitó el pegado de todo el mundo y en Cambiemos no hubo declinaciones de candidaturas en masa. Todos suman para la lista provincial.

Hubo problemas de pegados, en Tala, en Gualeguay, en Islas, en La Paz. Pero en ninguno de esos casos habrá boleta corta. Casi todos los senadores pegan con la lista provincial y, el que no lo hace (caso Fabián Murilla en Islas) va con intendente y concejales.

En las PASO del 14 de abril, Benedetti estará en 524 modelos de boletas distintos en toda la provincia. Con todas las combinaciones de los pegados, un padrón electoral completo de Cambiemos suma más de tres millones de boletas.

Armados
Por fuera de la comparación directa con el peronismo, en Cambiemos valoran la “fortaleza” de los armados que lograron para esta elección. Dicen que, entre los 83 municipios y las 290 juntas de gobierno, armaron 100 listas más que en 2015.

Hace cuatro años, por ejemplo, Cambiemos no había conseguido armar en ninguna junta de gobierno de los departamentos Feliciano, Colón y San Salvador. Ahora sí. Y perciben mayor interés y “compromiso” para ocupar candidaturas. En esa corriente nueva sitúan a las 24 mujeres que se anotaron para pelear en las PASO una candidatura a intendenta.
Cambiemos destacó que lleva 24 candidatas a intendenta Redacción de Página Política 08 Mar, 2019
Sumando la población de los 29 municipios en manos de Cambiemos, afirman que gobiernan prácticamente a la mitad de los entrerrianos. Y que en la gran mayoría de esas municipalidades (con excepción de dos o tres casos) el intendente va por su reelección con buenas chances de conseguirla.

De los distritos que no gobiernan, ponen el acento en las tres ciudades más pobladas. Hasta 2015, el peronismo ganaba por mucho en Gualeguaychú, por muchísimo en Concepción del Uruguay, y por escándalo en Concordia. Ese cuadro se revirtió en 2017.

Donde más expectativas tienen es en Concepción del Uruguay, a partir del retiro de la escena electoral del intendente José Lauritto. En Concordia, hablan de un virtual empate. Y confían en retener Paraná, a pesar de todos los problemas que aquejan a Sergio Varisco.
Lanzamiento
Por lo dicho más arriba, el primer acto provincial de presentación de candidatos se hará en una ciudad de la costa del Uruguay. Se proyecta para este sábado.

Con tan poco tiempo para las PASO del 14 de abril, Cambiemos pondrá el norte de su campaña directamente en las generales del 9 de junio. En comparación con Bordet, las definiciones para la gobernación en Cambiemos llegaron más tarde: recién se corroboró sobre finales de febrero que Benedetti sería el candidato en fórmula con el macrista Gustavo Hein. En un mes no llegan a dar una vuelta entera por los 83 municipios.
Agrandar imagen
Un eje claro de campaña será presentar a Entre Ríos como una provincia “estancada” en distintos aspectos, como salud, educación, caminos. Y responsabilizar por ello a los 16 años consecutivos de un peronismo en el poder provincial (Busti/Urribarri/Urribarri/ Bordet) que ahora se vuelve a unir para confirmar que “son lo mismo”.
Factor Nación
Como en el resto del país, en Cambiemos de Entre Ríos agradecen el desdoblamiento electoral y nadie reclama que el presidente Mauricio Macri venga a apoyar a Benedetti – Hein para asociarlos con la crisis.
Agrandar imagen
Pero, por más que se provincialice la campaña, deberán en algún momento hacerse cargo del gobierno nacional y su fracaso económico, palpable en la brutal pérdida de poder adquisitivo, el creciente desempleo y la ausencia de un horizonte cierto de recuperación. Los más optimistas no lo ven como un gran problema: señalan que en Entre Ríos Macri mide mejor que en otras provincias. Y suponen que el derrumbe de la economía no los puede perjudicar más de lo que lo ha hecho hasta ahora. La toman como un piso sobre el que arrancan la campaña.

El aceitado aparato de campaña nacional de Cambiemos le da una mano en asesoramiento y logística a la fórmula Benedetti – Hein. Pero aseguran que no la define en contenidos y estrategia.

Entre los hombres que en conjunto con la dirigencia provincial de la UCR y PRO diseñan la campaña está Pablo del Valle, una suerte de delegado en este tema del ministro del Interior, Rogelio Frigerio.
Agrandar imagen
El apoyo activo de Frigerio viene a aventar fantasmas sobre el modo en que jugará efectivamente el gobierno nacional en Entre Ríos, que llevan al menos un año sobrevolando el radicalismo (en marzo de 2018, Benedetti era mala palabra para Frigerio) y que vuelven a rondar gracias a conflictos recientes entre PRO y UCR en provincias como Neuquén y Córdoba.

En Entre Ríos, desde la campaña de Cambiemos festejan una coincidencia: Frigerio es el ministro con mejor imagen del gabinete nacional. Y tiene mejor imagen aún en Entre Ríos, donde es muy conocido y ostenta el poder que le otorga su alto cargo. Si tuvieran que elegir a un miembro del gabinete nacional para que baje a la campaña provincial, sería el preferido. Descuentan que no descuidará su territorio durante toda la campaña.
Fuente: Página Política

Claves

elecciones Cambiemos Benedetti Hein Frigerio Bordet Macri

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles