El paso fugaz del tarjetero Hugo Mena por la alcaidía de tribunales –que no llego a convertirse en prisión preventiva– más parece extraído de thriller de suspenso que de una novela venezolana. Lo cierto es que abrió una nueva trama en la causa donde se investigan las contrataciones irregulares de personas en la Legislatura entre 2008 y 2018. Lo primero que hay que decir es que el juez Elvio Garzón rechazó el pedido de los fiscales para que se le imponga a Mena una prisión preventiva por treinta días en la unidad penal y, por el contrario, dispuso su inmediata libertad. No obstante, le impuso algunas restricciones: deberá fijar domicilio en Paraná –ya lo hizo–, no podrá tener contacto y mucho menos perturbar a testigos de la causa, tendrá que presentarse todas las semanas ante los fiscales y no podrá ausentarse de la ciudad sin autorización.

“En toda esta cadena, y de acuerdo al hecho que se le imputa, Mena es el eslabón más pequeño”, enfatizó el magistrado en el final de un domingo agitado en tribunales.

Ahora bien, para entender qué se discutía en el nuevo episodio de esta atrapante causa habrá que capitular hacia atrás, volver cuatro días en el tiempo, al miércoles 19 de junio pasado, cuando el abogado Milton Urrutia se presentó en el Ministerio Público Fiscal con una caja de cartón repleta de papeles y un escrito diciendo que esa documentación, que le había llegado en forma anónima a su domicilio, podría ser relevante para la causa en la que se investiga el mayor escándalo de corrupción en la historia de la provincia, un desfalco que los investigadores estiman en 1.235 millones de pesos, y a veces estiran a 2.000 millones, que habrían birlado a la Legislatura entre 2008 y 2018.

Había en la caja, según ha contado el propio Urrutia, talonarios de facturas de personas que tenían contratos de obra en la Legislatura, documentación relacionada con esos contratos correspondientes a 2016 y 2017, y 27 hojas cuadriculadas que aparentaban haber sido arrancadas de un cuaderno con referencias a nombres de personas que aportaban dinero, otras que recibían esos montos y los períodos de esas recaudaciones (2007-2012). Entre los documentos que recibió el letrado también había constancias de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que hacían referencia a distintos inmuebles que pertenecerían a Mena.

Los fiscales Patricia Yedro e Ignacio Aramberry analizaron la documentación y constataron que tenía características similares a la que habían encontrado en anteriores allanamientos en la casa de Mena; un perito calígrafo les confirmó que las hojas habían sido escritas por el tarjetero y entonces solicitaron el allanamiento en su domicilio.

Mena, como se dijo, quedó detenido el viernes por la noche.

En su casa se encontró documentación que, según dijo el fiscal Aramberry, es “idéntica” a la que se había hallado en otro allanamiento el año pasado: constancias de monotributo e inscripciones en la Administradora Tributaria de Entre Ríos (ATER) de las personas contratadas; cuadernos con anotaciones de sumas de dinero que se recaudaban en forma periódica –que supuestamente les retenían a los contratados–, la entrega de esos montos a personas que recibían el producido y un detalle de los gastos que tenía la asociación ilícita, incluido aquel al que pertenecerían las hojas que estaban en la caja que entregó Urrutia.

Inquietante sospecha: ¿datos falsos?

A partir de aquí surgen dos hipótesis: los fiscales creen que Mena esconde documentación y, por lo tanto, obstruye la investigación; los defensores José Velázquez y Humberto Franchi responden que esos papeles que ahora se llevaron de la vivienda estaban allí el año pasado, en ocasión de los anteriores allanamientos, y que fueron desestimados por los investigadores; e incluso aseguran que en la casa quedaron otras dos cajas con contenido similar.

“Esa documentación no estaba en los allanamientos anteriores”, aseguró Aramberry. “Es imposible esa documentación que haya sido obviada”, agregó el fiscal.

Pero hay un elemento que es todavía más inquietante: ¿y si la documentación que alguien le dejó anónimamente al abogado Milton Urrutia es falsa? Los fiscales plantearon la duda: “Estamos verificando la verosimilitud de la evidencia”, señalaron.

Dice el abogado Urrutia que alguien le dejó los documentos en forma anónima, en la puerta de su casa, dentro de una caja con la leyenda “Huevo Feliz”. Contenía, entre otras cosas, hojas cuadriculadas con datos de personas que, según reconoció Aramberry, “no aparecían relacionadas hasta el momento a la causa”.

Varios elementos llamaron la atención de los fiscales: a primera vista, por ejemplo, se trata de hojas cuadriculadas, a diferencia de los cuadernos incautados el año pasado, que tenían hojas con renglones; también la tinta de la birome con la que están escritos es distinta; y es otra grafía la que introduce algunos nombres, según dijeron.

En las hojas cuadriculadas, además, se mencionan nombres de personas que habrían cobrado cheques por haber prestado funciones en la Legislatura, aparentemente, y un detalle de cuánto de esos montos volvía a manos de la asociación ilícita. “Pero yendo a los informes del Bersa (Banco de Entre Ríos SA) de las fechas mencionadas, no surge que hayan existido cheques librados a favor de esas personas referenciadas en las hojas manuscritas”, advirtió Aramberry para sostener su sospecha. “Eso nos llama la atención y por eso estamos verificando la verosimilitud de esa documentación”, insistió.

“Hay elementos que no se compadecen con la prueba objetiva aportada por los bancos y creemos que podrían ser datos que han querido ser introducidos falsamente en la investigación”, acotó Yedro, que lanzó la sospecha de que el anónimo justiciero que entregó los documentos al abogado Urrutia tal vez haya salido del entorno de Mena.
Fuente: Página Política

Claves

Corrupción Contratos truchos

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles