Por Gustavo Cusinato (*)

El decreto de reglamentación de la Ley de Solidaridad y Reactivación publicada el 28 de diciembre de 2019 en el Boletín Oficial, dejó establecido en el artículo 17º que los servicios digitales tributan el 8% en lugar del 30% que se facturan el dólares (impuesto Pais).

La reducción de la alícuota se justificó señalando que “determinados servicios digitales indicados en la Ley de Impuesto al Valor Agregado, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones, se encuentran gravados por este tributo”. Ese 21% se empezó a aplicar en julio de 2018.

Entre la lista de servicios que se incrementaron así, están plataformas como Netflix, Spotify y todas las que ofrezcan servicios en línea o de streaming (transmisión en vivo), pero que se facturan desde el exterior.

También están incluidos otros servicios menos conocidos, pero muy utilizados por las pequeñas y medianas empresas, como los de publicidad que ofrecen las empresas como Google y Facebook, o de cloud —almacenamiento en la nube— de compañías como Microsoft o Google.

En consecuencia, alcanza a quienes han recurrido a las tiendas virtuales para ofrecer y vender sus productos en el marco de la pandemia.

Lo que se conoció del proyecto de Bordet, estaría replicando exactamente la descripción de servicios digitales que está incluida en la aplicación del IVA. Es más “universal” que el impuesto nacional del 8% porque recae precisamente sobre todos los servicios digitales, sin excepciones.

En consecuencia, en Entre Ríos se pagaría 21% + 8% + 3% por cada servicio digital que se contrate, además del valor que pueda tener el servicio según el dólar oficial.

Si se piensa el ejemplo de un emprendimiento que quiere sobrevivir a la crisis, a lo que ya tributa se le suma:

-Impuesto para armar la página web

-Impuesto para publicitar en las redes

-En el caso de los gastronómicos, por ejemplo, Impuesto para publicar el comercio en las aplicaciones de deliverys.

A una familia con hijos niños y adolescentes , además de los descuentos “solidarios” para la Caja de Jubilaciones, se suma:

-Impuesto a las plataformas de juegos y de contenidos audiovisuales (Netflix, Spotify, Youtube).

-Impuestos a las plataformas que alojan contenidos (pensemos solamente en quienes usan de manera intensiva el correo electrónico y tienen que comprar espacio en su cuenta de Gmail).

-Impuesto a las plataformas de videollamadas (aunque tienen versiones gratuitas, tiene limitaciones de tiempo).

(*) Presidente del Interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados. Presidente del bloque de la UCR en la Cámara de Diputados.
Fuente: Página Política

Claves

Emergencia Cusianto plataformas digitales

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles