Exactamente hace cuatro años Mauricio Macri alcazaba la Presidencia de la Nación en un ballotage en el que derrotó a Daniel Scioli. Se impuso con el 51,34% (12.988.349 votos) sobre el Frente para la Victoria que obtuvo el 48,66% (12.309.575). La diferencia fue 678.774 votos.

En Entre Ríos la elección fue un poco más holgada que en el país para el ahora presidente saliente. La escudería Cambiemos se impuso en aquel 22 de noviembre con el 53,83% sobre el 46,17% del Frente para la Victoria. En votos: 450.998 contra 386.874. La participación fue del 83.23%, es decir 855.137 personas fueron a votar.

Las elecciones provinciales, del 27 de octubre, habían sido traumáticas para el oficialismo. Gustavo Bordet le ganó a Alfredo De Angeli por apenas 22 mil votos. Según el registro del escrutinio definitivo el peronismo obtuvo 325.878 votos, Cambiemos 303.769; y en tercer lugar le siguió Unión Popular, que postulaba a Adrián Fuertes con 120.559 sufragios. ¿Qué hubiera pasado si no había una tercera fuerza?

La primera vuelta nacional, que funcionó como la final en la provincia, depositó a Bordet en la Gobernación pero no empujó a Scioli en la categoría presidente. Macri se impuso por un punto: 38 a 37 por ciento.

El país seguía siendo azul en los extremos, pero el centro se pintó de amarillo con Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba y Mendoza. Una foto casi idéntica de hace un mes atrás. Ya, en el ballotage, esa franja se amplió con La Pampa, San Luis, La Rioja y Salta.

La opción mayoritaria en las tres provincias de la Región Centro merece un análisis que en estas líneas sería imprudente hacerlo por falta de elementos. Resulta interesante observar que esos distritos junto con CABA y provincia de Buenos Aires (Entre Ríos más atrás) acumulan el 70 por ciento de las pymes, sector que sufrió como nadie el modelo económico de esta administración obligándolo a cerrar decenas de firmas por semana.

En Entre Ríos, provincia a que durante buena parte de todo el proceso se puso como muestra a nivel nacional, esta vez no se dio. Cambiemos se esperanzó con la hipótesis que si se gana en Entre Ríos se gana en el país, tomando como elemento central la elección de 2015. No obstante, el electorado que se inclinó para uno y otro lado fue similar. Macri se impuso en los centros urbanos en una campaña que, sin embargo, motorizó activamente el sector rural. Con mirar el cierre de campaña en Paraná y los resultados en la ciudad se puede verificar este fenómeno. La foto fue camionetas camperas con banderas argentinas estacionadas en la Escuela Centenario, donde no votan, para escuchar a Macri en el monumento a Urquiza.
Fuente: Página Política

Claves

elecciones Ballotage

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles