Por Julio Solanas


En los últimos tiempos asistimos a una de las peores formas de hacer política por parte de un sector de la oposición, la que se aprovecha de la grave crisis sanitaria provocada por un virus letal que se ha cobrado la vida de miles de argentinos y argentinas, y que tiene efectos económicos devastadores a nivel nacional y provincial.

Cambiemos ha elegido desarrollar una forma de hacer política que consiste en la ausencia absoluta de propuestas y cooperación para enfrentar esta grave crisis, tergiversando los hechos, recortando la realidad, en fin, seleccionando los datos que mejor cuadran a su oportunismo para construir versiones falsas de la grave situación que atravesamos en el país y en la provincia.

Echando mano a la calificación técnica que brinda la corporación internacional Fitch, el diputado Vitor pretende imponer su versión de la realidad entrerriana y de nuestro gobierno provincial.

Con la supuesta novedad de un “default selectivo”, que se correspondería con el pago de servicios de deuda del mes de agosto (en plena pandemia) el diputado Vitor recurre al oportunismo, sembrando confusión y echando sombras respecto de la transparencia de la gestión del gobernador Gustavo Bordet.

Debemos decir al diputado Vitor que lo único selectivo es su oportunismo político, que no se puede seguir falseando la realidad para fortalecer su posición carente de propuesta, responsabilidad y solidaridad.

El espacio político que representa gobernó el país durante cuatro años, los más nefastos en materia de deuda pública, no sólo por la descomunal emisión de títulos, sino por haber cargado sobre las espaldas del pueblo argentino el crédito más grande que jamás haya otorgado el FMI en su historia.

Olvida el diputado Vitor que la profunda crisis económica que debió asumir el Presidente Alberto Fernández la provocó el gobierno que corresponde a su espacio político. Olvida el diputado Vitor que el gobierno anterior generó deliberadamente una crisis económica para beneficiar la especulación financiera y la fuga de capitales, que se caracterizó por abandonar a las provincias a su suerte, recortando o eliminado subsidios a los servicios públicos, lo cual debió ser asumido con recursos propios, como fue el caso de la provincia de Entre Ríos.

Hoy estamos en presencia de un contexto que dejará graves secuelas en la economía, y que es el resultado de la combinación del desastre económico provocado por el gobierno anterior y la pandemia que azota al mundo entero. En ese contexto el gobierno nacional y el provincial han adoptado las medidas necesarias para administrar los recursos a fin de cubrir las necesidades sanitarias y económicas urgentes en el marco de la emergencia decretada.

La provincia atraviesa momentos difíciles, es cierto, pero no por las calificaciones que pueda brindar una corporación internacional, sino por el deterioro económico que se deriva de la pandemia, la cual ha obligado a administrar la suspensión de actividades para preservar la salud y la vida de los entrerrianos y entrerrianas. El mismo escenario enfrenta el país. Y el impacto en la recaudación se dejará sentir, sobre todo si se considera que el gobierno provincial ha tomado medidas para paliar los efectos adversos exceptuando a determinados contribuyentes.

Parece que el diputado Vitor se olvidó de la crisis económica que dejó su gobierno, parece que se olvidó de la pandemia, parece que se olvidó de los infectados y de los fallecidos, y eligió valorar la crisis desde un dato meramente técnico para empañar la transparencia de nuestro gobierno, de manera artera, abandonando la posibilidad de un análisis más serio y comprometido con la salud y la vida de los entrerrianos y entrerrianas.

No nos interesa discutir los aspectos técnicos del pedido de informe que impulsa el diputado Vitor, lo cual compete a las áreas de gobierno que están suficientemente calificadas para ello, pero sí debemos decir que el supuesto incumplimiento al que se refiere el diputado corresponde al mes de agosto, que fue prorrogado hasta setiembre, y que esos meses, salvo que se tenga la peor intención de “olvidar” el estrago que ha provocado el virus, se corresponden con el profundo deterioro de la economía y de recaudación fiscal que trajo aparejados.

El estilo de Vitor es el de Macri, no hacerse cargo del desastre económico que dejó Cambiemos, y no considerar el grave riesgo que la pandemia representa para la vida de los ciudadanos y ciudadanas, no respetar las víctimas que se ha cobrado.

La Argentina y la provincia de Entre Ríos necesitan políticos comprometidos con la realidad a través de propuestas y no voceros de intereses minoritarios ocupados en desestabilizar gobiernos más que en construir futuro.
Piden informes sobre el “default selectivo de Entre Ríos” Redacción de Página Política 15 Sep, 2020
Fuente: Página Política

Claves

OPINIÓN Solanas

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles