Un informe diario con parte del gabinete vía streaming, teleconferencias con intendentes y algunas notas con medios para reforzar la prevención y comunicar lo que se está haciendo. Un poco así fue la primera semana de cuarentena para Gustavo Bordet en plena emergencia sanitaria con impacto en lo económico y social.

El Gobernador se alineó al gobierno nacional en la idea de elaborar un paquete de medidas para mitigar el golpe en los sectores más vulnerables de la economía. Serían los beneficiarios “del derrame”. El de aquel emprendedor que si no vende el queso no puede comprar el jabón para lavarse las manos al final de la jornada laboral. Las organizaciones sociales nucleadas en la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP) pusieron de manifiesto en un documento sus propias emergencias. El Gobierno reaccionó rápido. Se garantizó la continuidad del servicio de comedores escolares y la entrega de viandas que retiran madres, padres o tutores en cada establecimiento educativo. También se acreditaron los saldos de la Tarjeta Alimentar, que en Entre Ríos alcanza a 44.400 titulares de derecho; y de la Tarjeta provincial de Riesgo Social, con sus complementos de Riesgo Nutricional y Celiaquía.

Luego el propio Gobernador anunció el destino de 50 millones para la compra de alimentos que serán distribuidos a los sectores que peor la están pasando. También habrá estímulos y beneficios en términos fiscales tanto para los sectores de la economía formal como informal. En este plano mucho más no se puede hacer, ya que no es la provincia la que tiene la maquinita de emitir. En el seno del Ejecutivo, la mesa chica, tienen la hipótesis que cualquier prorroga del pago de impuestos desfinancia a los estados provincial y municipal, que son los que están al frente de la trinchera.

Este jueves Bordet mantuvo una reunión virtual con cinco intendentes para coordinar medidas en el marco de la cuarentena. En la pantalla estaban los jefes comunales de Concordia, Alfredo Francolini; de La Paz, Bruno Sarubi; de Concepción del Uruguay, Martín Oliva; de Cerrito, José Palacios; de Gualeguaychú, Martín Piaggio; y de Nogoyá, Rafael Cavagna. Es con Todos. La pandemia puso un impasse en “la grieta”.

La centralidad de la emergencia reside en Casa de Gobierno. Allí el Gobernador se contacta a diario con Buenos Aires. Lo propio hacen sus ministros, a los que muestra diariamente. Podría haber sumado a un opositor a la escena, pero por estas pampas no hubo un Mario Negri que designe al mandatario como “comandante en jefe”, como sucedió con Alberto Fernández. De los gestos también se hace la política. Juntos por el Cambio sólo pidió alivios fiscales y redirección de recursos.

Laura Stratta también tiene un rol activo en las recorridas que hace el mandatario, por caso a las instalaciones del Hospital La Baxada que depende del PAMI que el coronavirus sacó del letargo; o con empresarios que fabricarán alcohol en gel. Ha sido, además, vocera de los informes diarios. Con perspicacia un observador comentó: “Hace mucho que un vice no tiene un rol tan protagónico”. Lecturas de cuarentena.

La política quedó en el último escalón de prioridades, lo que no significa que no se haga. La creatividad, obviamente, gira en torno a los recursos. Raymundo Kisser propuso en una nota con Página Política un tope salarial. Gustavo Cusinato, presidente del bloque de Cambiemos, hizo saber que donó la mitad de sus recursos para un hospital de Nogoyá. El intendente de Victoria, Domingo Maiocco, la viceintendente y secretarios, aportarán el 50% de sus sueldos a la cartera sanitaria.

Ante la emergencia, que es también financiera, Bordet dijo estar estudiando un tope en los haberes estatales. No hay lugar para que sea un amague. Se estaría estudiando la manera en que se aplica. Puede ser el momento para saldar la desigualdad salarial en el Estado.

En diciembre la Legislatura se había congelado los salarios por 180 días. El Poder Judicial, por el mismo tiempo, decidió no percibir algún incremento que llegase a otorgar la Corte Suprema de Justicia. Intendentes hicieron lo propio. Martín Piaggio fue el primero.

La situación extraordinaria que se vive en el mundo exige una reformulación en la distribución de los recursos. Pero sobre todo exige creatividad.
Fuente: Página Política

Claves

coronavirus

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles