¿Para qué sirven las PASO? Para seleccionar, mediante elecciones internas, los candidatos que un partido o frente va a llevar a las elecciones generales.

¿Cuántas elecciones internas hay este domingo en Entre Ríos? Dos. En Juntos por el Cambio compiten tres listas de senadores y diputados y en Consenso Federal dos. Las demás opciones electorales van con lista única.

¿Cuántos cargos están en juego? Siete: los tres senadores nacionales y cuatro de los nueve diputados nacionales por Entre Ríos.

En teoría, cualquiera de las propuestas que se presentan a la competencia electoral se puede quedar con esas bancas. En los hechos, la fuerte polarización hace presumir que se dividirán entre el Frente de Todos (Fernández – Fernández) y Juntos por el Cambio (Macri – Pichetto). No es imposible que Consenso Federal (Lavagna – Urtubey) alcance una banca por Entre Ríos; pero es poco probable.

Así las cosas, la interna que más importa este domingo es la de Juntos por el Cambio. Porque su resultado puede producir efectos que transciendan lo meramente testimonial.

Ocurre que en la alianza que dominan macristas y radicales hay normas internas que contemplan la representación de minorías en Entre Ríos. Si la lista que pierde las primarias de este domingo alcanza el piso del 25% de los votos de la interna, adquiere el derecho a ingresar en el reparto proporcional de los cargos de la lista con la que se competirá en las elecciones generales de octubre.
Las variantes
Hay tres listas en la interna de Juntos por el Cambio. Una es la oficial, porque es la única que va pegada a la fórmula presidencial Macri- Pichetto. Las otras dos van con boleta corta. No porque quieran, sino porque la cúpula de la UCR y el PRO les impidió el pagado de la boleta, lo que las pone en una situación de clara desventaja en la competencia electoral.
Agrandar imagen
La lista oficial fue acordada en la provincia entre el ministro del Interior, Rogelio Frigerio y el último candidato a gobernador Atilio Benedetti. Propone la reelección del actual senador nacional Alfredo de Angeli y como diputados nacionales a la diputada provincial Gabriela Lena (UCR) en primer término, y al intendente de Basavilbaso y presidente del PRO, Gustavo Hein en el segundo lugar de la lista.
Los tres tienen padrinazgos políticos. De Angeli está ahí por el presidente Macri; Lena por Benedetti y Hein por Frigerio.
Agrandar imagen
Con boleta corta de dos cuerpos, separada de la fórmula presidencial, estará en el cuarto oscuro la llamada “lista radical”, porque es la única que se armó de acuerdo al mandato del congreso provincial de la UCR (con dos radicales encabezando listas para el Senado y Diputados) y además no tiene postulantes de PRO.
La encabezan, para el Senado, Raymundo Kisser (senador provincial por el departamento Paraná) y para Diputados, Leandro Arribalzaga (intendente de Villa Elisa y presidente de la UCR de Entre Ríos).
Agrandar imagen
La tercera lista, también con boleta corta, propone a Hernán Blázquez para el Senado y Roberto Jurado para Diputados. “Pichi” Blázquez es un dirigente macrista difícil de encasillar políticamente, que proviene del mundo del espectáculo y que se ha hecho conocer en la política por sus críticas a la conducción de Frigerio dentro del PRO.
Posibilidades
Siempre es difícil ganar una interna con boleta corta, particularmente una interna como esta, que es nacional, presidencial y signada por una fuerte polarización. Es posible que muchos electores se enteren en el mismo cuarto oscuro que, además de presidente, en Entre Ríos también se votan senadores y diputados nacionales.

De todas maneras, el PRO podría perder el diputado aún si ganara la lista oficial, que corre con la ventaja de ir pegada a la fórmula Macri – Pichetto. ¿Cómo podría pasar esto? Si la lista radical obtuviera con comodidad la minoría (piso del 25%) y superara el 30% de los votos de la interna, Arribalzaga estaría en condiciones de desplazar a Hein en el segundo lugar de la lista, detrás de Lena.
Agrandar imagen
En tal caso, el tercer lugar debería ser para una mujer, que es la que sigue en la lista de Lena: Magdalena Reta de Urquiza, concejal del PRO en Concordia. Y el cuarto lugar para un varón de la lista radical, Alexis Pereira.

Hein no sólo quedaría fuera de un lugar expectante (los dos primeros) sino que directamente desparecería de la lista. Y el PRO no podría renovar la banca que en diciembre deja Yanina Gayol, porque los dos primeros candidatos de la lista (los que tienen posibilidades de entrar) serían de la UCR.

Con esta mirada se comprende mejor la cerrada negativa al pegado de boletas. Como informó oportunamente Página Política, Hein es el candidato que puso en la lista el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Por el bajo perfil político del intendente de Basavilbaso se puede presumir que no levantará una sola vez la mano en el Congreso sin pedirle permiso al jefe de Cambiemos de Entre Ríos, que fue quien lo designó también al frente del PRO en la provincia. Esto es, a fin de cuentas, lo único importante que se pone en juego, en términos electorales, en las primarias de este domingo en Entre Ríos, por fuera –naturalmente- de la medición de fuerzas entre el peronismo y el macrismo que implican estas PASO tomadas en los hechos como primera vuelta.
Especulaciones
En torno a esta coyuntura electoral, en el mundillo político se ha especulado con la posibilidad de que electores informados y con ganas de hacer algún daño puedan votar en la interna de Juntos por el Cambio.
Agrandar imagen
Concretamente, que Kisser se pudiera ver beneficiado por el rechazo a la “antidemocrática” decisión de negar el pegado de su boleta y lograra un predicamento en el radicalismo que nunca tuvo. En términos político-institucionales, no es un dato menor que se le haya negado pegar la boleta a Arribalzaga, que preside la UCR de Entre Ríos, el partido más importante de Juntos por el Cambio en la provincia.

Pero además, si resulta en principio muy remota la variante de ganar la interna y la posibilidad pasa por ingresar por la minoría, el voto a Arribalzaga no estaría afectando la interna radical, porque el desplazado sería Hein y no Lena. A fin de cuentas, la UCR le estaría ganando una banca al PRO en el Congreso.
Agrandar imagen
No sólo eso, también se discurrió estos días sobre la posibilidad de que Kisser y Arribalzaga pudieran recibir votos del peronismo con el propósito de mojarle la oreja a Frigerio (poner en riesgo a su candidato Hein) o simplemente castigar a De Angeli y Macri.

La lógica de esta hipótesis está en que los peronistas no tienen internas este domingo. Y que algunos de ellos, disconformes con la lista de legisladores que armó el gobernador Gustavo Bordet en acuerdo con Alberto Fernández, pudieran matar dos pájaros de un tiro metiendo en el sobre la fórmula Fernández – Fernández y la lista radical de legisladores. Cumplirían de ese modo con aportar a la medición de fuerzas presidencial en contra de Macri, enviarían una señal a la interna provincial y en octubre, cuando de verdad se definen las bancas, votarían lista completa peronista.

La especulación puede sonar atractiva como hipótesis. Pero se trata de un comportamiento difícil de predecir. Y muy probablemente resultaría poco efectivo en el caso de producirse. Hace varios años –desde que las internas son abiertas- que las elecciones se definen mucho más por el humor social que por juegos de aparatos o especulaciones de círculos rojos.

Las PASO fueron concebidas como una apertura de los partidos políticos a la sociedad; como una forma de restarle peso a los acuerdos de cúpula y aparatos partidarios en la definición de candidaturas. Pero, en los hechos, la mayoría de los partidos van con lista única acordada por sus cúpulas. Y cuando hay internas, como en el caso de Cambiemos, no hay igualdad de condiciones para la competencia.

La ventaja de ir pegados

El pegado exclusivo con la boleta de Macri – Pichetto les otorga una enorme ventaja a la lista que encabezan De Angeli y Lena.

El antecedente inmediato de 2017, cuando hubo dos listas radicales opositoras que dieron la interna en Cambiemos fue distinto: no estaba el presidente en la boleta. Aun así, ninguna lista opositora alcanzó los votos necesarios para conformar minoría y obtener derecho a una representación en la lista para las elecciones generales.

En 2017, las listas opositoras, que encabezaban Alejandro Carbó y Gracia Jaroslavsky lucían exactamente iguales a la “oficial” que tenía como primer candidato a Atilio Benedetti. En el cuarto oscuro, los opositores pudieron entonces “ligar” votos de electores que sólo querían votar a Cambiemos. En cambio, dos años después, el grueso de ese electorado va a entrar al cuarto oscuro a buscar la boleta de Macri – Pichetto. Y esa boleta está pegada sólo a la de De Angeli – Lena.

Por eso es que en la lista “oficial” creen que la alternativa que encabezan Kisser y Arribalzaga no trasciende al microclima radical. Aceptan que puede haber cortes, pero no esperan que sea importantes. Saben que los intendentes radicales, por más enojados que estén con la decisión que impidió el libre pegado de boletas, no están dispuestos a pelearse con el ministro del Interior. Y menos por sólo una banca de diputados.

Fuente: Página Política

Claves

PASO Entre Ríos Interna Cambiemos De Angeli Kisser Lena Arribalzaga Hein Frigerio

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles