La interna de Cambiemos en Paraná dio una de las sorpresas de la elección este domingo.

Se esperaba una diferencia mayor de Sergio Varisco ante Emanuel Gainza. El candidato del PRO, es decir de la Casa Rosada, logró quedar a 9 puntos del Intendente. También se esperaba una brecha más corta entre el jefe comunal y Adán Bahl, el precandidato más votado de toda la elección que se impuso en la interna justicialista.

En limpio: la suma del frente Creer Entre Ríos suma 44 puntos; Bahl (30), Roberto Schunk (3), Fernando Sibulofsky (3), Cristian Ullian (3), Claudio Micceli (2), Samuel Palacios (1) y Gerardo González (2). Mientras que Cambiemos obtiene 39 puntos: Varisco (23) Gainza (14) y Curvale (2).

¿Se debe tomar esa cuenta como un indicio orientador para el 9 de junio? La respuesta es relativa.

Hasta este fin de semana se hacían lecturas con el comportamiento que tendrían los votantes de Gainza, a quien se le adjudicaba una buena elección en el centro, como finalmente ocurrió. Acá aparece la primera especulación: ¿Los votos céntricos de Gainza van para Varisco o Bahl? El Intendente tuvo una muy mala performance dentro de los bulevares. Otra incógnita: ¿El voto a Gainza, si fue un castigo para el jefe comunal, buscará tener el mismo efecto en una boleta peronista en junio? La crisis identitaria hace que todo sea más posible.

Varisco metería cinco concejales, mientras que Gainza metería dos o quizás tres si gana la elección. Esa integración empujaría al joven del PRO a salir a caminar con el jefe comunal. Ambos fueron aliados en la gestión.

Lo que está pensando la conducción nacional también puede ser una variable. Desde Buenos Aires se estimuló la precandidatura de Gainza. Allí aparece otro inquietante enigma: ¿fue para erosionar a Varisco o para refrescar Cambiemos? El Intendente reconoció que la crítica situación económica sin dudas melló en su electorado. El edil dijo representar el “espacio del Presidente”, pero cuando dio nombres propios en su aparición ante los medios habló de María Eugenia Vidal. En el PRO, cuando se encienden las cámaras, se impone el coaching.

Varisco y Gainza hicieron campañas bien distintas. El radical apeló a la recorrida y el contacto con el vecino en los barrios, mientras que el macrista acudió a la tecnología y redes sociales. Durante el proceso no hubo enfrentamientos, excepto sobre el final, donde el concejal endureció su discurso. Ese detalle hizo elucubrar a peronistas en Casa de Gobierno.

En el campamento de Bahl se entusiasmaron con la elección que hizo Gainza. Entienden que los votos que obtuvo la joven promesa PRO fueron para castigar a Varisco y, por lo tanto, lo volverán a hacer en junio. Del fuego amigo en el peronismo, sin embargo, prefieren no hablar. Durante la campaña se conoció que Ullian recibió apoyo económico de Julio Solanas y Gustavo Guzmán. No es importante la cifra en billetes, sino debe leerse el gesto político. Los votos de Sibulofsky pertenecen a Blanca Osuna, eterna enemiga de Bahl. Igual son muy pocos.

Pero el Vicegobernador tiene un capital irrefutable. El 9 de junio estará en la boleta con Gustavo Bordet, que se convirtió en una verdadera aplanadora el domingo. Obtuvo el 58 por ciento de los votos por sobre 34 que alcanzó Atilio Benedetti. Son 24 puntos. No hay tijera que alcance.

Queda poco menos de dos meses para la gran final. Las especulaciones están a la hora del día. La verdad tiene fecha: 9 de junio.
Fuente: Página Política

Claves

Elecciones 2019 Paraná

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles