Mientras en la plaza central de Paraná la militancia peronista festejaba desde temprano el triunfo de Alberto Fernández en el orden nacional, en el bunker de Juntos por el Cambio celebraban, cerca de las 22, que Mauricio Macri habría ganado la provincia.

El contraste fue notorio. En el peronismo provincial, con rostros adustos, se afirmaba alrededor de las 21.30 que las mesas testigo del PJ ponían a Fernández un punto por encima de Macri. A esa hora, los cómputos oficiales lo contradecían, con una diferencia de casi un punto a favor del actual Presidente de la Nación.

Faltaba sumar Concordia, explicaban. Justamente, media hora después, en el bunker de Cambiemos el senador reelecto Alfredo De Angeli se quejaba por esa demora y abría sospechas sobre la transparencia de los comicios, sin tomar en cuenta que la carga de datos corría por cuenta del gobierno nacional y no del peronismo.

A la madrugada de este lunes persistía la indefinición respecto a si Entre Ríos se vuelve a pintar de amarillo en el mapa nacional, con todo lo que ello implica para el posicionamiento del gobernador Gustavo Bordet y el peronismo pierde o no un senador nacional.

La alegría en Cambiemos se debe también a su triunfo en la ciudad de Paraná, por una diferencia más clara. Pero en la calle, la que festejó fue la militancia del PJ.

Publicado por Esteban Olaran en Domingo, 27 de octubre de 2019
Fuente: Página Política

Claves

Elecciones 2019

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles