Los amparos por los despidos en la Municipalidad de Paraná llegaron al pleno del Superior Tribunal de Justicia (STJ). Las peticiones, todas en el mismo sentido, merecieron fallos diferentes. En rigor, contradictorios.

El alto cuerpo define por estas horas el devenir de una jurisprudencia que puede ser letal para los trabajadores. Está en juego el criterio que se aplicará en adelante en torno a la protección de la estabilidad laboral en el Estado.

Las distintas sentencias derivaron en que las partes, es decir la Municipalidad y los trabajadores, apelen a la constitución del plenario para resolver la cuestión. Resulta que la nueva ley de procedimientos constitucionales reformada el año pasado estableció que los amparos no los resolvería la Sala Penal, como lo venía haciendo, pero tampoco el pleno de nueve vocales como había sido en otras épocas. Se optó por una fórmula intermedia que consiste en sortear a cinco vocales.

En el primer fallo, el STJ falló favorablemente a Muñoz Manuela con votos de Bernardo Salduna, Emilio Castrillón y Daniel Carubia. El segundo fue también favorable apara Silvana Gómez, con los votos de Miguel Ángel Giorgio, Carubia y Castrillón. Y el tercero favoreció a la gestión de Adán Bahl con votos de Claudia Mizawak, Germán Carlomagno, y Juan Ramón Smaldone.

De los diferentes sorteos se deduce quienes coinciden con uno y otro criterio. Esto hace que en favor del trabajador estén Carubia, Salduna, Giorgio y Castrillón. Mientras que por lo que pretende la patronal Carlomagno, Smaldone y Mizawak.

Faltan dos vocales: Susana Medina, que debió votar pero el proceso fue suspendido para que resuelva el plenario de nueve; y Martín Carbonell, que no ha sido sorteado porque es el presidente del STJ.

En el sinuoso caminito del rumor se echó a rodar un borrador que- según dos vocales- ratificaron su autenticidad. En el mismo Medina aparece votando en favor del Municipio cuando había anticipado que lo haría por los trabajadores. De hecho lo hizo en favor de la trabajadora María Candela González. Lo cierto es que la vocal tiene una historia que Página Judicial recordó hace dos semanas en conmemoración del Día del Periodista y que refería al caso de El Diario y la aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo 541/08, en el que Medina tenía decido votar por la inaplicabilidad, información que llegó a los trabajadores de la empresa y luego de un largo proceso de movilización, terminó votando en favor de la resolución que había sido homologada el máximo órgano laboral de la Nación.

Lo inquietante de esta disputa jurídica es que la misma estaría empardada en cuatro votos para cada una de las partes, lo que implica que el partido lo debe resolver Carbonell.

Los amparistas fueron designados y cumplieron más de un año, plazo que fija la Constitución provincial para lograr la estabilidad, superando la generosidad de la ordenanza 4220 que lo hace en 6 meses.

Los peticionates, ante un fallo adverso, recurrirán a la Corte.
Fuente: Página Política

Claves

Justicia y política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles