El 2 de julio pasado el bloque de diputados de Cambiemos lamentó que el peronismo “frene nuevamente” en la comisión de Asuntos Constitucionales el tratamiento de los pedidos de desafuero para el presidente del cuerpo, Sergio Urribarri; y Pedro Báez, planteados en el marco de la causa en la que se investiga el delito de peculado. La petición fue firmada por el juez de Transacción Nº2, Gustavo Maldonado, e ingresó a la Cámara baja el martes 22 de mayo.

En el oficialismo niegan, a medias, esta situación. No obstante han dejado planteado su posicionamiento en diferentes ámbitos parlamentarios. Juan Navarro, presidente de la bancada oficialista, ha dicho que el PJ no votará el desafuero de peronistas ni radicales. “No se puede dejar abierta la posibilidad a que vengan por todos”, palabras más palabras menos, expresó el legislador de Tala.

El tema de los desafueros, que son tres los pedidos por diferentes causas (dos para Urribarri y Báez y otro para Ángel Allende), se tratará el martes a la mañana en la comisión que preside Diego Lara, supo Página Política. El oficialismo se negaría al pedido judicial. El potencial es, por estos días, utilizado como antídoto a lo que puede llegar a pasar en el marco de la interna.

En la oposición, en cambio, no sólo el bloque de Cambiemos que preside María Alejandra Viola sino también la bancada de la UCR en Cambiemos que preside Gabriela Lena, adelantaron que votarían en favor de quitarles ese amparo a los legisladores oficialistas. Esto no había ocurrido el año pasado a propósito de una causa que pesa sobre el presidente del cuerpo por calumnias e injurias.

Lo cierto es que la llave para que se les quiten los fueros a los legisladores está en manos de la interna peronista. Para avanzar en esta iniciativa se requieren de los dos tercios y la oposición hoy tiene 12 votos, pero aseguran que Ricardo Troncoso no votará contra Urribarri. La esperanza que tiene Cambiemos, entonces, es que en el marco del enfrentamiento entre el ex gobernador y Gustavo Bordet haya algún peronista que decida prestar sus votos. “Sería un escándalo”, se asustó un radical.

Urribarri, a través de su defensor Raúl Barrandeguy, adelantó que no se ampararía en los fueros para enfrentar las causas judiciales. Incluso alegó que cuando la Justicia se lo requirió, se hizo presente en sede judicial. Báez se ha presentado también en sede judicial cuando fue convocado por un fiscal.
Fuente: Página Política

Claves

Justicia y política Urribarri Báez Allende

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles