Entre Ríos acaba de tener la elección más polarizada de este siglo, tal como se podía prever tras la reunificación del peronismo y como adelantó oportunamente Página Política en el mes de marzo: Es la primera vez desde 1999 que el peronismo de Entre Ríos lleva un solo candidato para la gobernación. En 2003, 2007, 2011, 2015 hubo siempre una segunda fórmula peronista que terminó ocupando el lugar de tercera fuerza electoral.

Este nuevo esquema de acuerdos internos en el peronismo, sumado a la continuidad de la alianza entre la UCR y el PRO hizo que entre el Frente Justicialista Creer Entre Ríos y el frente Cambiemos se concentre el 92,9% de los votos de este domingo.

Entre Ríos pasó a ser una provincia sin terceras fuerzas. En tercer lugar se ubicó el MST pero muy lejos, con apenas el 2% de los votos, lo que implica 15 mil votos en toda la provincia para la categoría gobernador. Y sólo 1.800 votos más para la categoría diputados, donde la izquierda había puesto su esfuerzo para alcanzar una banca.

La Confederación Vecinalista de Entre Ríos (14.600 votos), el Partido Socialista (13.060) y el partido Ser (10.844) completan el mapa político que dejó la elección del 9 de junio.
Los dos polos
Gustavo Bordet hizo historia al obtener su reelección con el 57,47% de los votos, la proporción más alta que se haya alcanzado desde 1983. Es el segundo de toda la historia, después del justicialista Felipe Texier, que obtuvo el 62% en 1951.

Otra consecuencia directa de la reunificación peronista.

En relación con las PASO del 14 de abril, Bordet sumó 41.336 votos. Sin embargo, no pudo superar el 58% de las primarias porque en junio aumentó el número de votantes.

En las PASO, Bordet había obtenido 392.065 votos. Y, según el escrutinio provisorio, este domingo reunió el apoyo de 433.401 entrerrianos.

Habrá que esperar al escrutinio definitivo para anotar cifras finales, pero este lunes se puede hacer una comparación interesante. Bordet y Benedetti crecieron en casi la misma cantidad de votos respecto de las primarias de abril. El gobernador reelecto sumó 41.336 votos y el candidato radical 41.045 votos en estos dos meses.

Benedetti había obtenido 226.233 votos en las PASO y este domingo trepó a 267.268. Pasó del 33 al 35,44% de los sufragios. En abril había quedado 25 puntos debajo de Bordet y ahora esa diferencia se redujo a 22 puntos.
Unidos triunfaremos
Respecto a 2015, Bordet suma 108 mil votos. Otra consecuencia directa de la reunificación peronista.

Al haber superado con holgura la mitad más uno de los votos, Bordet inicia su mandato con 20 diputados, es decir, dos más que los 18 con los que arrancó en 2015, cuando ganó con el 42%. Pero como luego los 4 diputados electos por el Frente Renovador se sumaron al oficialismo, Bordet gobernó en su primer mandato con 22 votos en la Cámara baja. En los hechos, durante su segundo mandato Bordet tendrá 2 votos menos. Ya no habrá peronistas que sumar desde la oposición, como venía ocurriendo desde 2007. Otra consecuencia o, si se prefiere, un efecto colateral de la reunificación peronista.
Diputados: 20 para Bordet y 14 para Cambiemos Redacción de Página Política 10 Jun, 2019
Más claro es el crecimiento en el Senado, donde Bordet pasará a tener 13 bancas; cinco más que en su primer mandato.
Quiénes van al Senado que comandará Stratta Redacción de Página Política 10 Jun, 2019
También es contundente el crecimiento en las intendencias. Respecto de 2015, el peronismo suma 10 ciudades y pasa a controlar 45 gobiernos municipales. El más importante, naturalmente, la capital Paraná.

Cambiemos gobernará 22 municipios (de los 29 actuales) y el vecinalismo 15 ciudades.

El peronismo suma 15 Intendencias.Tres son cabeceras departamentales que gobernaba Cambiemos: Paraná, Diamante y Federación.

Además, se impuso en seis ciudades que gobernaba Cambiemos: Maciá, Larroque, Ibicuy, San Jaime, Los Conquistadores, Piedras Blancas. En dos que están a cargo de gestiones vecinales: San José y Aranguren. Y gobernará El Pingo, Pueblo Brugo, Pueblo Liebig, Aldea Brasilera, municipios de reciente creación.

De las 15 nuevas intendencias, el peronismo se quedó con nueve que gobernaba Cambiemos, dos de vecinalistas, y cuatro de reciente creación. Pero perdieron cinco gobiernos municipales: María Grande, Hasenkamp y Villa Urquiza frente a Cambiemos, y Colón y Estancia Grande frente a partidos vecinales. Cambiemos perdió el municipio de Tala frente al vecinalismo.
Fuente: Página Política

Claves

Entre Ríos elecciones Bordet Benedetti

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles