Con los comicios del 14 de abril en marcha, no hubo fuerza política que no volviera a insistir con la deuda pendiente de actualizar la legislación electoral en Entre Ríos.

Lo expresaron de manera contundente los partidos chicos, con serias dificultades para poder fiscalizar en todo el territorio provincial. Pero además fue lo primero que manifestó Gustavo Bordet con los resultados de su abultado triunfo en la mano. Con ese respaldo, hizo saber su voluntad de insistir con el código electoral que envió a la Legislatura y que quedó reducido a un puñado de artículos que se limitaron a habilitar la posibilidad del desdoblamiento.
Tiempos y condiciones
“La reforma que comenzó a tratarse el año pasado no ha perdido estado legislativo”, hizo notar la ministra de Gobierno, Rosario Romero, en diálogo con Página Política. Recordó que el texto en debate “está planteado como un código electoral provincial que condensa todas las normas, las de elecciones primarias, las de elecciones generales, suprime la vieja ley electoral 2.988 y la Ley Castrillón incluidas todas las reformas que se le hicieron”.
Bordet firmó la reforma política. El texto. Redacción de Página Política 11 Abr, 2018
El texto, que incluye la boleta única como sistema de votación, la equidad de género, los requisitos para integrar minorías, entre otros puntos, podría avanzar con asuntos que son reglamentados por la ley nacional como son el financiamiento de los partidos políticos, la reglamentación de los plazos de campaña y la participación igualitaria en los medios de comunicación de los spots proselitistas.

“En su momento, se dejó de lado el tema del financiamiento de los partidos porque había iniciativas de Cambiemos que iban a ser puestas en consideración”, explicó Romero la ausencia del punto en el proyecto en estudio. La ministra consideró adecuado que sea la actual composición de la Legislatura, vigente hasta diciembre, la que pueda avanzar con la sanción de un código electoral. “Si fuera esta composición de la Legislatura, no sería necesario presentar proyecto nuevo si no enriquecer en todo caso el texto que tiene estado parlamentario”, dijo y apuntó la relevancia de que el debate no pueda ser teñido por los intereses que trae aparejado un contexto electoral. “De aprobarse el código regirá recién a partir de las elecciones de 2.023”, subrayó.
Otra demostración
Agregó como argumento en favor de abordar el tema ahora que “se avanzó en el debate y en el ámbito del Senado se dio un espacio interesante con las exposiciones de cada una de las fuerzas políticas que han hecho aportes importantes para tener en cuenta”, dijo Romero. En efecto, entre otros puntos, los partidos más chicos advirtieron acerca del endurecimiento de los requisitos para presentar listas, que serían en el proyecto más complejos que los que contempla la Ley Castrillón en vigencia. La elección del 14 de abril hizo visible, una vez más, la necesidad de la reforma pendiente. El armado de las listas volvió a mostrar que el cupo vigente, del 25% en las listas de la Cámara de Diputados, volvió a constituirse en un techo para la participación femenina. Además, el costo que supone la impresión de boletas, las dificultades para fiscalizar para las fuerzas con menor despliegue de estructura militante y las complicaciones para el elector en un cuarto oscuro engorroso vuelven a ponerse en la balanza en favor de la actualización de la legislación.
Fuente: Página Política

Claves

Legislatura Reforma electoral Romero Bordet

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles