Por Pablo Rivero (*)


El peronismo siempre amplió su base popular en lo económico y social. También lo hizo en la ampliación de derechos políticos, el voto femenino es un ejemplo de ello.

Es cierto que la mayoría de los/as entrerrianos/as no está pensando en elecciones. Pero esta excusa usada por los más longevos dirigentes no tiene que distraernos de lo importante. Lo importante es pensar en soluciones para una pos-pandemia que vendrá con muchos desafíos sociales, económicos y también políticos. Para abordar esos desafíos y esas soluciones es imprescindible el rol de les juventudes en lugares claves a la hora de pensarlas, proponerlas y lograr los consensos necesarios que las lleven adelante.

En Entre Ríos la sub-representación de les juventudes en las concejalías y la Cámara de Diputados provincial es un hecho, como también en la Cámara de Diputados de la Nación. Y esta falta de equidad etaria representa un déficit para nuestra vida en democracia. Si la Cámara de Diputados de la provincia debería ser un reflejo de la sociedad, esta no representa a un sector de los entrerrianos, que ni siquiera es minoritario. Les juventudes entrerrianas representan más del 35% del padrón electoral, sino más.

Partiendo de esta realidad, sería lógico pensar que el motor para el cambio son las acciones afirmativas y un producto de estas son las cuotas legales que promuevan la equidad etaria en la conformación de listas a cargos. Todo lo antes dicho con probabilidad de resultar electos a jóvenes menores de 30 años.

Esta ingeniería política hoy no existe. Por tanto, es imperativo que les juventudes se organicen, formen listas y se presenten a elecciones. No importa que en el partido estén enrolados siempre que sea dentro de las alianzas partidarias, que hoy son el reflejo legal del movimiento justicialista, el cual es más grande que cualquier partido o conjunto de partidos.

Dentro del movimiento peronista la regla es: “El que pierde acompaña”. Mientras tanto, como no tenemos la ingeniería política que permita cuotas legales garantizando la equidad etaria en la conformación de listas, tenemos las PASO. Estas Primarias, Abiertas Simultáneas y Obligatorias son la herramienta de nuestra democracia que nos permite competir de manera libre en elecciones. Luego sí, “El que pierde acompaña”. La base de la unidad del movimiento peronista tiene que estar puesta en el respeto a las distintas voces expresadas en mecanismos democráticos.

Les juventudes siguen estando en la antesala del poder, y eso se tiene que terminar. Les juventudes tienen que perder el miedo a las urnas y dejar de esperar favores. Si nadie los promueve, si nadie los apadrina, si nadie les da el espacio, no importa. Armen listas y preséntense a las PASO. Nadie pierde, todo es aprendizaje, todos ganan. Los más longevos dirigentes ganan el aprender a escuchar a les juventudes, y estos deberían de estar atentos a aprender de los que ya han transitado un camino.

Les juventudes entrerrianas deben saber que el patriarcado es una forma de poder que se inicia en la familia, pero se reproduce luego en la sociedad como también en la vida política partidaria. El famoso “dedo” a la hora de nombrar candidatos en listas “oficiales” es una práctica con resabios patriarcales. Esta modalidad arcaica debe ser combatida con nuevos mecanismos institucionales que garanticen, de manera plena, una selección democrática de candidatos hacia dentro de los partidos políticos.

Concluyendo, en la selección de candidatos, “el dedo” es patriarcado. Mantener la unidad del movimiento peronista es evitar la arbitrariedad en la conformación de listas. Lo contrario es imponer candidatos que se alejan de la gente y para nada representen la expresión del movimiento. Los desafíos futuros, para ser resueltos, necesitarán de la capacidad de les jóvenes ocupando las bancas, debatiendo y proponiendo las mejores soluciones para la argentina que viene. Debemos apoyar el Gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, como también debemos valorar y apoyar los enormes esfuerzos de nuestro Gobernador Gustavo Bordet.


(*) Becario en la Universidad Nacional de Entre Ríos y tesista en Ciencia Política sobre la representación de las juventudes. Exa candidato a diputados provincial en 2015 en el Frente Entrerriano Federal.
Fuente: Página Política

Claves

OPINIÓN Juventud

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles