Bordet recibió a Luz Alcain, Pablo Bizai y Federico Malvasio.
Bordet recibió a Luz Alcain, Pablo Bizai y Federico Malvasio.
Gustavo Bordet recibió a Página Política en su despacho. En el trascurso de una hora y media, el Gobernador habló del contexto político en el inicio de su segunda gestión en el medio de una crisis sanitaria inédita, las reformas necesarias y estructurales que necesita la provincia, el peronismo y su sucesión.

-En campaña, Alberto Fernández se comprometió a cogobernar con los mandatarios provinciales del PJ. ¿Cumplió el Presidente en este aspecto? ¿Cómo ha sido la relación en la gestión con Fernández?
-Ha sido excelente; muy buena. El Presidente ha cumplido con creces. Puedo citar un ejemplo, obra pública, y dentro de obra pública, un solo rubro para no irme muy lejos que es Vialidad. Durante cuatro años no tuvimos obras viales en Entre Ríos, fue mínima, y se cayeron todos los convenios que había. Hoy se ha retomado, en poco tiempo, la Ruta 18, la Ruta 6 de la que se había hecho un sólo tramo y después lo pararon, entre Paso de la Laguna y Sauce de Luna, la Ruta 127, el acceso de Ruta 12 de Paraná que va para San Benito, y estamos trabajando sobre otros convenios. Así con todo, con las obras hidráulicas que estaban paradas como la Defensa Norte de Concepción del Uruguay, obras en Villa Paranacito y una obra hidráulica importante en Victoria que estamos llevando adelante. Todo eso se fue retomando. Rápidamente se pusieron en marcha acuerdos Nación - Provincia de manera muy efectiva. Desde lo político, hemos sentido siempre el respaldo y el acompañamiento que era muy difícil antes porque recordemos muchas cosas que pasaron acá en cuatro años: había imposiciones que teníamos permanentemente del gobierno nacional para que los legisladores nacionales aprobaran determinadas leyes. A esto Alberto Fernández nunca lo hizo, con ninguna provincia, ni siquiera con las provincias opositoras. Esto es federalismo verdadero, porque para ser federal hay que serlo con los gobiernos de oficialismo y de oposición.

Si yo me hubiese sentido más cómodo con Macri no hubiese sido el armador y el gestor del Frente de Todos, no me hubiese sentado personalmente con Cristina para hacer una lista de unidad

-¿Por qué entonces a la oposición le gusta tanto decir que usted se sentía más cómodo con Macri?
-Porque es una chicana, claramente es una chicana. Si yo me hubiese sentido más cómodo con Macri no hubiese sido el armador y el gestor del Frente de Todos, no me hubiese sentado personalmente con Cristina (Fernández) para hacer una lista de unidad, mucho tiempo antes de los cierres de lista. Claramente, nunca me sentí cómodo (con Macri). Me senté con Cristina para acordar, mucho tiempo antes del Frente de Todos. A muchos los sorprendió pero fue un trabajo minucioso, fino, que hicimos y un trabajo en el cual Alberto Fernández tuvo una importancia determinante acá en Entre Ríos. Fue la primera experiencia en el país de unificar el peronismo debajo de la consigna que terminó llamándose después Frente de Todos. El devenir hizo que después el presidente fuera Alberto ¿Cómo no voy a sentirme cómodo con Alberto si fuimos los armadores, los gestores de una unidad política que nos permitió ganar una elección primaria con el 25% de diferencia, con el 58%; y el 57% en la general. Me siento muy cómodo, trabajando políticamente y mucho más gobernando todos los días.
Reformas
-La pandemia alteró los planes de todos. Usted anunció la reforma política, la reforma judicial. ¿Por qué el Congreso Nacional avanza con la reforma judicial y acá no se puede avanzar con la reforma política si la Legislatura fue precursora en las sesiones por zoom? Cuanto más pasa el tiempo, más se complica la reforma política porque se acerca la pelea por la sucesión.
- Acá hay que preguntarle también al Poder Legislativo. El único proyecto de reforma política, que era de avanzada, progresista, que planteaba la paridad de género, que garantizaba el piso de minorías, que impulsaba el sistema de boleta única de papel que elimina los problemas de la boleta sábana, lo presentamos nosotros. Y fue rechazado sistemáticamente por amplísima mayoría. Entiendo que pueda haber muchos a los que no les gusta la boleta única, pero la paridad de género también fue rechazada. Es importante promover una reforma política pero tiene que surgir también del ámbito que es natural donde surja.

-Esta pregunta se la hicimos al presidente de la Cámara de Diputados y respondió que este era un anuncio que había hecho el gobernador en febrero y que a él le correspondía impulsar el proyecto.
-Si en el medio de la pandemia me pongo a redactar una reforma política y tengo gente que está en riesgo de no tener camas suficientes de UTI acá en Paraná, imagínense el orden de prioridades que puedo tener como gobernador. Mi prioridad es que no colapse el sistema de salud que para eso lo preparamos; garantizar poder cumplir con las obligaciones del Estado que se están cumpliendo, que no se pare la obra pública y estar atento al devenir de todos los días en el medio de una situación que es inédita. Si yo en este momento me pongo a plantear una reforma política, el ciudadano común va a decir ¿en qué está pensando el gobernador? ¿está pensando en cómo ganan las elecciones en vez de en cómo se resuelven los problemas sanitarios?

Proponerle hoy a la sociedad una discusión acerca de cómo se van a elegir políticos en el 2023 me parece una falta de respeto.

-¿No sería tan sencillo como reflotar el proyecto de 2018, bajarlo a la Legislatura y que los legisladores se encarguen mientras usted se sigue ocupando de la emergencia?
-No es tan sencillo. Proponerle hoy a la sociedad una discusión acerca de cómo se va a votar, cómo se van a elegir políticos en el 2023, porque en 2021 son elecciones nacionales, me parece una falta de respeto. La gente tiene otras prioridades, no sabe si va a recuperar el trabajo, cuándo va a abrir su negocio, hay gente que no pudo retomar sus actividades. Un operador turístico me va a decir ‘en vez de estar preocupado por cómo salimos de esta situación están discutiendo de política’. Claramente no es fácil.

-Veremos que sucede con la reforma política. Pero todo indica que se convertirá en ley la paridad. ¿Qué impacto va a tener en la vida del peronismo y en la vida de la política Entrerriana?
-Muy favorablemente va a impactar. Yo la he apoyado desde siempre y además la practico. De seis ministros hay tres ministras y si uno ve entre los funcionarios de secretarías también estamos parejos y no sé si no hay más mujeres que varones. Estoy totalmente de acuerdo. Es muy positiva la participación de la mujer y creo que se está dando un fenómeno interesante que es que al margen de la ley de paridad hay derechos que las mujeres han ido adquiriendo por derecho propio y por prepotencia de trabajo como decía Perón. No hay ley de paridad pero tenemos mayoría de mujeres en el gabinete. Esto es fruto de que hay una formación, un avance que hace que vayamos siendo desplazados cada vez más. En buena hora, me siento muy cómodo trabajando en un equipo con paridad de género.
“Jamás he hablado a juez o fiscal”
Agrandar imagen
Acá hay jueces y fiscales que son eternos y cualquier profesor en una universidad tiene, cada determinado tiempo, que rendir ante un tribunal examinador para revalidar. En cualquier otro poder del Estado para ejercer la función tiene que ganar elecciones para legitimarse.
-¿Reforma judicial?
-Hay que hacer una reforma judicial, pero no ahora, por el mismo motivo de la reforma política. Pero lo he dicho hasta el cansancio. Acá hay jueces y fiscales que son eternos y cualquier profesor en una universidad tiene, cada determinado tiempo, que rendir ante un tribunal examinador para revalidar. En cualquier otro poder del Estado para ejercer la función tiene que ganar elecciones para legitimarse. A un juez se lo nombra una vez que queda para toda la vida. Eso no es bueno. Un juez tiene que capacitarse y ser evaluado. Hay que reformar el Consejo de la Magistratura y hay que tener un mecanismo de selección de jueces y fiscales que sea más democrático.

-Pero para eso va a tener que reformar la Constitución.
-Sí, pero hay un tema que se puede hacer sin reformar la Constitución. ¿Hoy cómo se cubren las suplencias? Se la nombra a dedo, en el mismo Poder Judicial sin intervención de los otros poderes. Una vez nombrado quedan tres, cuatro, cinco años en el cargo, se presentan a un concurso y como tienen más antecedentes (por ejercer ese cargo interno) quedan y eso cierra las posibilidades a otras personas. Ante una suplencia, podría elevarse una terna para que el Poder Ejecutivo decida uno y luego enviarlo al Senado para que se le preste acuerdo. No estoy de acuerdo con el sistema anterior en el que el gobernador elegía los fiscales y los jueces, pero tampoco estoy de acuerdo con este sistema. Son las cosas que hay que reformar y por la pandemia no lo hemos podido llevar adelante.

-En diciembre del año pasado, cuando Emilio Castrillón era aún presidente del Superior Tribunal de Justicia (STJ), dijo que había sectores de la política que se inmiscuían en causas judiciales. Habló de mafias. Desde el Ejecutivo no hubo ni respuesta ni aclaración. ¿Qué tiene para decir?
-Hablo por mí y por lo que me toca. Jamás he hablado o levantado el teléfono a juez o fiscal para pedirle que haga una determinada cosa. Todas las charlas que he tenido con los miembros del Superior Tribunal, el defensor oficial, el procurador general han sido todas institucionales y sin ningún sesgo de promover una acción. Hemos mantenido siempre una relación de poderes sin intromisiones. Tampoco he dado instrucciones a ningún ministro, diputado u operador político como se llama en la jerga para que opere en el Poder Judicial. Eso se lo puede preguntar a cualquier juez, incluido al doctor Castrillón, con quien he hablado muchas veces. Nunca jamás le he insinuado alguna situación de esta naturaleza.

-El secretario general de Agmer, Marcelo Pagani, dijo tener la sensación que los jueces de primera y segunda instancia fallan a derecho, pero que en la instancia superior, las resoluciones tienen más que ver con cuestiones políticas. ¿Qué opina usted?
-No me gusta opinar sobre los fallos. No me han escuchado nunca salir a criticar ni a aplaudir un fallo, salvo en algún hecho aberrante como el caso Micaela García que critiqué en su momento al juez de ejecución de pena, como así también manifesté mi beneplácito con la rápida resolución del caso. Pero en los casos donde se involucra a la gestión, jamás. Fíjese que hubo fallos, la mayoría en contra de nuestra defensa (Ley de Emergencia Solidaria), y no he opinado. Se está discutiendo la constitucionalidad de una ley y a veces el juez que tiene que ver, así está escrito y me parece mal, es un juez civil o de quiebras, o laboral; cuando la constitucionalidad lo resuelven los máximos organismos, como la Corte y acá el Superior . Pero bueno, es una apreciación. Repito jamás ni critico ni aplaudo fallos.
El corto y mediano plazo

Hay sectores de una derecha reaccionaria, muy pero muy fuertes, que están embistiendo contra un gobierno legítimamente elegido por el pueblo. Nunca pasó en la historia argentina que en tan solo nueve meses, en una pandemia en el medio que es inédita y que ha generado dificultades, que haya un embate tan fuerte, sistemático y organizado a un gobierno constitucional

-¿Por qué la gente debiera seguir eligiendo al peronismo en 2023?
- Para el 2023 falta una eternidad. De acá a fin de año falta una eternidad y van a pasar muchas situaciones, están pasando muchas situaciones que a mí me preocupan muchísimo. Hay sectores de una derecha reaccionaria, muy pero muy fuertes, que están embistiendo contra un gobierno legítimamente elegido por el pueblo. Nunca pasó en la historia argentina que en tan solo nueve meses, en una pandemia en el medio que es inédita y que ha generado dificultades, que haya un embate tan fuerte, sistemático y organizado a un gobierno constitucional y esto me preocupa mucho. Entendemos que el juego de la democracia pasa por otro lado, pasa por una oposición responsable, una oposición que genere sus críticas pero no donde hay algo que es sistemático, que orada las instituciones. Esto a mí me preocupa mucho. Es algo que tenemos que superarlo en la sociedad argentina para discutir con responsabilidad el futuro político. Si no siempre estaremos yendo y viniendo de una banda hacia otra banda. Acá hay un gobierno constitucional que tiene que ser respetado como tal, como nosotros también respetamos el gobierno constitucional de Mauricio Macri. Nunca hubo de parte del justicialismo acciones que tiendan a socavar el poder de un gobierno legítimamente constituido. Pero nosotros vemos que en estos nueve meses hubo acciones feroces de sectores muy reaccionarios que quieren generar o sembrar confusión en la sociedad. Hoy hay que fortalecer el sistema institucional; tener una oposición constructiva, una oposición de diálogo que aporte a un proceso institucional y que no aporte al proceso de caos.


-¿Dónde va a estar Bordet en el 2023?
-En el 2023, antes del 10 de diciembre, voy a estar trabajando fuertemente para que haya un gobierno de nuestro signo político en los cuatro años que vienen. Voy a tener una tarea determinante en la conformación del proceso electoral de 2023. Eso con total claridad. ¿Después del 10 de diciembre dónde estaré? No me lo imagino con claridad, pero donde pueda ser útil. Después de haber tenido el honor de ser gobernador de Entre Ríos durante ocho años, cualquier otro cargo que pueda tener me resulta, no digo irrelevante pero sí estaré donde más sirva al proceso electoral de 2023.

La entrevista completa
Sucesión
Página Política pidió al Gobernado una breve valoración (en un párrafo) de los dirigentes anotados para la sucesión en el peronismo.

Laura Stratta
Agrandar imagen
"Una gran compañera de fórmula que trabaja todos los días en una misma sintonía".

Enrique Cresto
Agrandar imagen
"Es un compañero que está desarrollando una gran tarea a nivel nacional que ayuda mucho a la provincia de Entre Ríos".

Adán Bahl
Agrandar imagen
"Es un intendente que la ciudad de Paraná tiene que merecer para poder lograr salir de varias frustraciones que vienen acumuladas".

Martín Piaggio
Agrandar imagen
"Es un dirigente con una impronta propia en Gualeguaychú con quien hemos trabajado estos cuatro años y seguiremos haciéndolo; es una persona con la cual me siento muy cómo trabajando".

Juan José Bahillo
Agrandar imagen
"Es un colaborador con el que me tocó ser intendente durante ocho años y con el que tengo una gran relación de afecto y amistad".

Escuchalo
Fuente: Página Política

Claves

Entrevista Bordet

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles