Este martes comienza, a las 13, la ronda de indagatorias a los actores de una trama que tiene como objeto de investigación el vaciamiento de Sociedad Anónima Entre Ríos (SAER), la empresa editora de El Diario.

Ante el juez de Transición Número 1, Carlos Ríos, deberán sentarse los hermanos Luis Miguel, Juan Diego, Sebastián Etchevehere; y la madre de ellos, Leonor María Magdalena Barbero Marcial. Por otro lado, también deberán prestar declaración indagatoria Walter Grenón, Viviana Grenón, Germán Buffa y Luis Alberto Guevara. En el caso del primero, fue quien compró en 2010 el paquete mayoritario de las acciones de El Diario, en representación de Nea Capital Creativa SA.

Estos dos grupos –los Etchevehere y Grenón– fueron denunciados por Dolores Etchevehere en el marco de una causa en la que se investiga la repartición de bienes luego del fallecimiento de Luis Félix Etchevehere y de la venta de El Diario.

En abril de 2012 llegaron a un acuerdo por el cual cada parte retiraría inmuebles de SAER por un valor equivalente a su participación accionaria; y así quedó asentado en las actas del Directorio fechadas los días 16 y 20 de marzo de 2012.

El plan consistía en transferir todos los inmuebles de SAER a las sociedades Nexfin SA y Arroyo Ubajay SA, que integraba Grenón; y Construcciones del Paraná SA, cuyos únicos accionistas eran los Etchevehere, aunque esta empresa recién se inscribiría en la Dirección de Inspección de Personas Jurídicas el 3 de agosto de 2012. Por eso Dolores habla de ésta como “una sociedad anónima fantasma”.

Entre la cantidad de pruebas que fueron reconstruyendo la historia hay una serie de correos electrónicos. Uno de ellos es de la administración de la firma Las Margaritas SA a sus integrantes, los hermanos Etchevehere. Allí se hace mención a una reunión con el escribano Carlos Moro y con Viviana Grenón en la que se empieza a hablar de las propiedades de SAER. Ese mail es del 31 de marzo de 2012.
Agrandar imagen
La transferencia de los inmuebles se concretó entre agosto y septiembre de 2012, aunque antes hubo que salvar el problema que significaba la falta de capacidad económica de Construcciones del Paraná, lo que hicieron a través de la Asociación Mutual Unión Solidaria (AMUS), de Grenón, que ya venía financiando a El Diario.

El 24 de abril, casi un mes después del mail citado más arriba, el escribano de la familia Etchevehere le envía un correo a Luis Miguel, que era entonces presidente de la Sociedad Rural Argentina, en donde se habla de actas del Directorio de SAER fechadas en el año 2010 en las que se acuerda “vaciar” El Diario, pero en rigor ese objetivo ya estaba cumplido. Luis Félix Etchevehere falleció un año antes, el 6 de septiembre de 2009.

El Diario (Vaciamiento) 02 by Página Judicial on Scribd

Lo interesante es que en ninguno de los correos, que son muchos, aparece Dolores. Precisamente por eso la Justicia, al momento de autorizar el desalojo de la estancia Casa Nueva, hace un mes, nada dijo de la cuestión de fondo: de quién es la propiedad, porque precisamente la herencia de su padre no está resuelta. Sí está judicializada.

La maniobra para vaciar SAER consistió en establecer un movimiento circular del dinero en danza para simular las operaciones inmobiliarias. ¿Cómo funcionaba? Por cada escritura de venta de un inmueble, se confeccionaba un contrato de mutuo, emitido por la mutual, que hacía las veces de prestamista, y se emitía un cheque a nombre de Construcciones del Paraná; inmediatamente la sociedad endosaba esos valores a favor de SAER por la escrituración de cada inmueble y SAER derivaba los cheques a la mutual. Lo que ocurría entonces era que los cheques volvían a quien los había emitido y las propiedades cambiaban de dueños, aunque solo de manera formal, porque salían del patrimonio de SAER y pasaban a pertenecer a otras empresas cuyos miembros eran los socios de SAER.

El 4 de agosto de 2012, un día después de que los Etchevehere inscribieran la empresa Construcciones del Paraná SA, el contador Guillermo Budasoff les envía un correo electrónico a Sebastián y Juan Diego Etchevehere advirtiéndoles que “va a llamar la atención al fisco el crecimiento abrupto del nacimiento de la sociedad al primer al primer ejercicio”. Y sí.
Agrandar imagen
Estas pruebas son algunas de las que se pondrán de relieve en el proceso judicial que tiene como principales involucrados a Luis Miguel Etchevhere, quien se desempeñó como ministro de Agroindustria de Mauricio Macri; y al empresario multifacético de Santa Fe Walter Grenón, principal aportante de la campaña de Alberto Fernández en 2019.

Una empresa periodística fundida, ochenta trabajadores despedidos y un Poder Judicial que decidió darle curso a una causa al calor de las cámaras de televisión, luego de que el expediente pasara por varias manos durante años. Esto recién empieza.
Fuente: Página Política

Claves

Justicia y política

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles