“Andaba en los barrios, caminando”. Esa es la respuesta de Juan Javier García ante el primer contacto de Página Política luego de conseguir el nuevo celular. El número que estaba en esta redacción es el que tenía cuando se desempeñaba en la Unidad Ejecutora Provincial. Desde su salida del organismo, en el primer cambio de funcionarios que hizo Gustavo Bordet, no se supo más nada. Por lo menos en Paraná, que suele ser el tablero desde donde se monitorea la actividad política.

La llamada “grieta”, que tiene su bautismo en “el conflicto del campo”, puso a García en la vereda kirchnerista. En 2009 transitaba su segundo mandato como intendente cuando prometió que renunciaría al cargo si esas elecciones de medio término perdía el oficialismo, cosa que ocurrió y su promesa no la cumplió.

Durante el segundo gobierno de Sergio Urribarri, García se convirtió en ministro de Planeamiento, Infraestructura y Servicios. Cuando ostentaba ese cargo se llegó a decir que podía convertirse en la sucesión K en la provincia. Fueron habladurías que salieron del mero rumor pero que no llegaron a convertirse en una hipótesis.

Venía de ser un kirchnerista comunicacional voraz desde el inicio del proceso.

El ingeniero civil emprende una precandidatura para volver a conducir los destinos de la Municipalidad de Chajarí. Enfrentará en la interna a Esteban Pezzini y Juan Carlos Cecaloni.

El anuncio llamó la atención, por lo menos desde esta costa. El tibio rearmado del kirchnerismo en Entre Ríos en las elecciones legislativas de 2017 no tuvo al chajariense en la primera plana.

De pasar la interna, jugará la final con Pedro Galimberti, el intendente de mejor imagen en la provincia.

Nombres

García y Martín Piaggio son los candidatos de mayor gravitación en el mundo kirchnerista. El primero porque fue relevante durante el proceso urribarrista; el segundo porque es el referente K que ocupa en la actualidad el cargo institucional más importante, como es el de estar al frente de uno de los municipios más poblados de la provincia.

El acuerdo entre el peronismo alternativo y el kirchnerismo parece haberle abierto la puerta a otros entusiastas. Con la suerte de que podrán, a diferencia de los precandidatos a senadores, pegar su boleta con la de Gustavo Bordet.

Roberto Schunk decidió dar la pelea en Paraná desde Unión Ciudadana.

En Rosario del Tala uno de los precandidatos, Lautaro Valdivieso, tributa para la escudería de Unidad Ciudadana. Aunque cerca de él dicen que es bordetista desde la primera hora.

En Nogoyá si bien Adrián Perotti no es kirchnerista, su compañero de fórmula está enrolado en La Cámpora. Se trata de Nicolás Navarro.

Fernando Cardozo dará la pelea con la K en Pueblo Belgrano, departamento Gualeguaychú. Lo mismo hará Elvio Leonardo Milano en Ramírez.

En San José, departamento Colón, Gustavo Bastian quiere ser intendente.
Fuente: Página Política

Claves

Elecciones 2019 intendentes kirchnerismo

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles