El debate de la Emergencia Solidaria, en la Legislatura, derivó en un anuncio: la creación del impuesto a las Plataformas Digitales planteado como propuesta por el diputados Ángel Giano.

Tal como lo expresó en el recinto de la Cámara baja, el fin de este tributo sería paliar el incremento del aporte que, en virtud de la emergencia, tendrán los pasivos que perciben haberes de más de 75 mil pesos. El proyecto, tal como quedó redactado, no plasma literalmente ese destino y queda claro que seguirá vigente, más allá de los plazos previstos para la emergencia.

Pero la frazada siempre es corta. Supo haber otros planes para los recursos obtenidos con ese impuesto. Y la reacción no tardó en llegar. En un proyecto de ley se destina lo recaudado por el gravamen de 3% de los ingresos brutos a las plataformas digitales al Fomento a la Industria Audiovisual, propuesta presentada en el marco de la última edición del Festival Internacional de Cine de Entre Ríos (Ficer).

Es así que los realizadores audiovisuales de Entre Ríos reclamaron que la asignación prevista ahora para ese impuesto no deje afuera al sector de una vez y para siempre. Nucleados en la Cámara de Productores Audiovisuales de Entre Ríos (Capaer); la Asociación de Realizadores Audiovisuales de Entre Ríos (Araer); y el Colectivo de Cineastas Entrerrianos (Cdcer) afirman en un documento que “el proyecto del gravamen a la difusión de contenido audiovisual a través de plataformas digitales que se pretende aprobar en el marco de la emergencia sanitaria decretada en la provincia es un reclamo histórico de nuestro sector”.
Recurso legítimo
El impuesto, que tendría entre otros grandes contribuyentes a Netflix y Amazon, ya rige “en la mayoría de los países del mundo” con el fin de ser aplicado “al fomento del propio audiovisual por el nexo directo con la actividad”, hicieron notar los realizadores.

Para ellos “es innegable la importancia del desarrollo de contenidos audiovisuales y el impacto que esta industria genera tanto en términos económicos, puestos de trabajo y redistribución de los fondos que se invierten, pero sobre todo del valor cultural que debe protegerse e impulsar, más aún en épocas en donde el consumo de contenidos audiovisuales son el sostén en tiempos de cuarentena”. “Esta incipiente industria de plataformas digitales invita a los Estados a redefinir el campo del derecho en sus términos de competencia, jurisdicción y principalmente el rol que van a ocupar con el fin de garantizar el fomento y la producción de contenidos locales que aseguren la soberanía audiovisual”, remarcaron los realizadores que además formularon una propuesta concreta ante este contexto.

En primer lugar, entienden que “permitir que empresas extranjeras presten servicios digitales en el territorio de la Provincia de Entre Ríos, implica también una responsabilidad y una obligación sobre las políticas audiovisuales a tomar por nuestros representantes”.

Y en este sentido entendieron que lo recaudado es “un recurso legítimo del sector audiovisual” por lo cual reclamaron que se incluya en el texto de la ley un artículo en el que quede expresamente determinado que “el 50% de dicho impuesto se destinará directamente al fomento audiovisual mientras dure la emergencia” y una vez concluida su vigencia “corresponderá el 100% al fomento del sector audiovisual entrerriano de la mano de la nueva ley de fomento audiovisual”.
El proyecto en veremos
La iniciativa presentada en el marco del Ficer tuvo como base principal la Ley de Fomento a la Industria Audiovisual que rige en Córdoba y que tiene como base un impuesto a Netflix y compañía. También ya gravó a las plataformas digitales con el impuesto a los Ingresos Brutos la provincia de Tucumán y también Buenos Aires aunque sin la asignación de partidas para la industria audiovisual.

En su artículo 1 define como objetivos de la ley “estimular, fomentar y promover el desarrollo pleno de la Industria Audiovisual en el territorio de la Provincia de Entre Ríos, así como la difusión y conservación de las obras como integrantes del patrimonio cultural provincial entrerriano para la preservación de la memoria, la identidad y el desarrollo de la cultura y la educación”.

El Fondo de Fomento está contemplado en base a ese 3% en Ingresos Brutos a las plataformas digitales y en un 3% de los excedentes del Iafas como aportes principales. El proyecto contempla también una distribución de los recursos del siguiente modo: 70% para el fomento directo a la producción audiovisual; 15% para el fomento indirecto y la formación; 15% para gastos operativos del ente autárquico que se crea en el proyecto y que se dispone como organismo de aplicación.

La iniciativa fue impulsada con fuerza, tuvo vigor en el marco del Ficer y encontró a una vocera en la exsecretaria de Cultura, Carolina Gaillard, hoy diputada de la Nación. En el actual período retomó la propuesta Francisca D’Agostino que ha gestionado su tratamiento ante la bancada oficialista en la Cámara baja provincial.

El proyecto del nuevo impuesto
Fuente: Página Política

Claves

plataformas digitales emergencia solidaria Gaillard Cultura Impuestos

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles