Casi cuatro mil puntos calientes en las imágenes satelitales o el pico del 14 de junio de 380 focos ígneos en un día ejemplifican una parte de la delicada situación que atraviesan los humedales del Delta del Paraná. “Es un tema gravísimo que destruye una de las reservas más ricas y diversas, y está demostrado que no es una quemazón casual” , afirmó Blanca Osuna.

Para la diputada nacional, “el escenario de los incendios de pastizales aparece como una constante amenaza a uno de los ecosistemas fundamentales, como son los humedales del Delta del Río Paraná. Las imágenes sobre la quemazón premeditada iniciada desde marzo y extendida durante mayo, junio y que continúa hasta hoy muestra los daños de miles de hectáreas y la necesidad de una política integral en materia del resguardo de estas reservas esenciales para la vida de nuestras comunidades”.

Y agregó: “Es una catástrofe histórica que está camino a marcar precedentes que nos duelen, en contrario a la postura que hemos sostenido muchos entrerrianos siempre en defensa de los humedales”.

“La realidad que hay que atender urgente requiere del trabajo articulado intergubernamental y de una acción contundente del Poder Judicial a partir de las oportunas denuncias realizadas por el Ministerio de Ambiente de la Nación”,

La legisladora espera que “la Justicia avance sin demoras en las indagatorias de ciudadanos santafesinos y entrerrianos imputados en el proceso de investigación, por la violación a los artículos 186 y 194 del Código Penal, y la ley 24.051, proceso que deberá culminar señalando responsabilidades y aplicando penas”.

“Toda la variada información que disponemos sobre el tema y que se verifica en las imágenes satelitales da cuenta del horror y de las consecuencias de estos incendios provocados”, manifestó Osuna, sobre una problemática que destruye la flora, la fauna, miles de hectáreas de reserva de biodiversidad y una contaminación general que afecta inmediatamente a las ciudades y regiones aledañas.

Y continuó: “La situación actual, condicionada por las sequías, ha puesto en la escena que las quemazones no sólo son intencionales sino que parten de intereses y negocios que se enmarcan en una red más compleja y que necesita de análisis profundos y respuestas gubernamentales reparatorias y preventivas contundentes”.

La diputada planteó “la conveniencia de abordar el tratamiento de este problema en una acción concertada entre la Nación y las Provincias que comparten el territorio del humedal Delta del Paraná. Y creo oportuno encontrarnos en el repudio a estas prácticas quienes tenemos responsabilidad institucional y política para promover acciones articuladas en resguardo de los humedales”.

Y expresó: “Advertimos que el cuidado del humedal no puede limitarse exclusivamente a su extensión sobre tierras fiscales, sino comprometer también esfuerzos de propietarios particulares para el respeto de criterios de explotación productiva sustentable, el control de obras hídricas para la preservación de un bien natural fundamental para la vida”.

El último párrafo fue para el gobernador Gustavo Bordet. “Estaría muy bueno que el gobierno provincial desarrolle políticas de cuidado con respecto a los agrotóxicos, a la regulación de la pesca en el Paraná y a la prevención de los incendios provocados en las islas como práctica destructiva del ecosistema. Para la política ambiental y social de Entre Ríos son ejes definitorios del cuidado de Nuestra Casa Común”, finalizó Osuna.
Fuente: Página Política

Claves

Islas del Delta Osuna

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles