Varisco en su peor momento, 30 de diciembre. Escucha su condena a seis años y medio de prisión
Varisco en su peor momento, 30 de diciembre. Escucha su condena a seis años y medio de prisión
Fue desde 1983 el sector más fuerte de la UCR de Paraná, que estuvo a cargo de cuatro gestiones en la Municipalidad. Los 16 años de gobierno radical en la ciudad tuvieron el mismo apellido. Dos veces a cargo de Humberto Cayetano Varisco y dos veces de su hijo Sergio Fausto Varisco.

Pero 2019, el último año en el poder de un Varisco, terminó de la peor manera: con el intendente saliente condenado por haberse asociado desde el poder con una banda narco y con una gestión que terminó siendo la peor de las cuatro a cargo de la UCR (y de los Varisco) desde 1983.
¿El fin del varisquismo? Pablo Bizai 30 Dic, 2019
Por eso no sorprende que, medio año después y de cara a la renovación de autoridades en la UCR de Entre Ríos, el varisquismo se presente fragmentado. Lo que antes era un solo grupo liderado por el exintendente, hoy se presenta disperso en cuatro espacios:

1.- El varisquismo puro. Es el que rodea al exintendente Varisco. Aquí está su hija, la diputada provincial Lucía Varisco. Y su pareja, la concejal Claudia Acevedo. También la ex concejal Ana Sione.

2.- El Centro Raúl Alfonsín, conformado en diciembre de 2019 por el diputado provincial Eduardo Solari y los concejales varisquistas Walter Rollandellli y Francisco Avero. Aquí militan también dirigentes con muchos años en la UCR que provienen del montielismo.

3.- Bases Radicales. Es un nuevo grupo en el que no hay ningún referente que actualmente ocupe cargos. Militan aquí dirigentes de seccionales que vienen del varisquismo y también del corriente Illia. Uno de los armadores es Ricardo Gutiérrez, que fuera por años secretario privado de Varisco.

4.- El Frente Radical Independiente de Roberto Sabbioni, que en términos de agrupamiento interno siempre estuvo separado del varisquismo, pero sin embargo fue un hombre clave en las gestiones municipales y militó partidariamente junto a los Varisco.

En apretada síntesis, las novedades pasan por los desprendimientos de los grupos 2 y 3, que a continuación se detallan.
Centro Raúl Alfonsín
Se conformó el 18 de diciembre de 2019, como una línea interna de la UCR de Paraná. Está encabezada por tres legisladores que en las elecciones del año pasado integraron las listas de Cambiemos como candidatos del varisquismo: el diputado provincial Eduardo Solari y los concejales Walter Rollandelli y Francisco Avero.
Agrandar imagen
Eso alcanza para definirlo como un desprendimiento del varisquismo, más allá de que Solari nunca haya militado en esa línea, pero sin embargo fue una de las espadas políticas de la última gestión municipal.

También hay aquí dirigentes con muchos años de militancia en la UCR, que han sido presidentes de seccionales, muchos de ellos provenientes del montielismo, como Fernando Marchi (seccional 12). Esto le da un nuevo perfil, que supera al varisquismo.

Entre otros nombres, se cuentan aquí a Daniel Silva y Jorge González (seccional 11); Rodolfo Emeri (seccional 12); Martín Rettore (seccional 1; hijo de Miguel Rettore, que también integra este espacio); Cecilla Pautasso y Norma Santángelo (seccional 8); y César Alvarez (de la seccional 10).

Se jactan de reunir en Paraná a “lo que ha quedado” del varisquismo y el montielismo. “Todo lo demás es un cuento chino”, dicen, con cierta soberbia.

Y evitan hacer leña del árbol caído. Se diría, incluso, que buscan cuidar al líder rendido en desgracia, que en este raro 2020 ha cumplido una rigurosa cuarentena forzada desde su prisión domiciliaria.

Provincialmente tienen más afinidad con sectores de la UCR que no pertenecen a la corriente Illia, liderada por Atilio Benedetti, que ha mandado en el radicalismo de la última década. Pero aseguran que andan bien con todos y no le cierran la puerta a un acuerdo.
Agrandar imagen
La consigna del sector es fortalecer Cambiemos como herramienta y hacer una oposición “dura y firme” ante el justicialismo “que ha traído corrupción y atraso a la provincia”. Las intervenciones de Solari en este sentido han sido elocuentes.
Bases Radicales
Se auto definen como un espacio de renovación, dado que en sus filas no se encuentra a nadie que actualmente esté ocupando cargos. Se jactan de llevar adelante una construcción política desde el llano, “sin nada para repartir”.

Integran el grupo una media docena de presidentes de seccionales de la ciudad: Silvia Díaz (18); Gastón Marchi (12); Héctor Varela (14); Enrique Torres (6); y Marcelo Brunetti (8); Pablo Palleiro( 5). También militan aquí Diego Beber Brunner, expresidente de la Juventud Radical y Dalila Palacio, vicepresidenta del Comité Capital de Juventud.

Es un desprendimiento del varisquismo porque la mayoría proviene del Movimiento de Unidad Radical (MUR) que lideraron los Varisco desde 1983. Es significativo que uno de los armadores del espacio sea Ricardo Gutiérrez, que tuvo toda su actuación en política junto a Sergio Varisco, por muchos años como su secretario privado.
Agrandar imagen
Pero también se incorpora aquí a dirigentes de la corriente Illia, como Brunetti, que preside la siempre importante seccional 8, con un padrón de votantes que supera a muchas ciudades del interior entrerriano. Esto habla también de otra novedad en la interna de la UCR de Paraná, que es la fractura de la Illia en la ciudad.

Pronuncian un discurso que suena familiar para quien haya seguido más o menos de cerca el proceso interno de la UCR de los últimos 20 años: construir algo diferente, de abajo para arriba, para un comité que funcione y ayude a funcionar a las seccionales. Un relato que apunta a una renovación por años pendiente en la UCR.

Dicen aquí que Varisco no está quieto y que ha buscado contener la diáspora hablando por teléfono desde su prisión domiciliaria. Lo ven como una expresión de debilidad. Siempre fue al revés, cuentan, “lo tenías que llamar y atendía cuando quería”.

Para muestra, un botón. A mitad de julio, la diputada Varisco y la concejal Acevedo encabezaron un zoom a que denominaron “Asamblea radical”, a pesar de que participaran referentes de PRO como el exdirector de LT14, Pedro Oilhaborda y la exfuncionaria municipal, Estela Boeykens. “Asamblea radical” era el nombre con el que se iba a bautizar a Bases Radicales. El desprendimiento del varisquismo tuvo que cambiar de nombre antes de presentarse en sociedad.
El varisquismo insta a discutir los acuerdos electorales Redacción de Página Política 20 Jul, 2020
Fuente: Página Política

Claves

Interna UCR Varisco Solari Rolandelli Avero

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles