El inicio de la campaña, que hace décadas vienen siendo sucias, fue el lunes. A cuento de pura inspiración, el primer candidato a diputado por Cambiemos Gustavo Cusinato difundió un comunicado en el que dijo, básicamente, que Jorge Busti, Sergio Urribarri y Gustavo Bordet eran partes de una casta.

La respuesta fue la misma que la que se viene repitiendo desde el 2003: los radicales quebraron la provincia con los bonos federales.

El martes Urribarri y la diputada María Alejandra Viola reeditaron el cruce de la sesión preparatoria. La radical, en un pasaje, le endilgó al peronismo 16 años de gobierno en los que no pudieron “levantar” la provincia. Ese mensaje, establecido en el libreto proselitista, fue editado y rápidamente colgado en las redes. Dura apenas segundos, como debe ser. Una variante en versión audiovisual de la consigna: #SonLoMismo.

El miércoles, sin embargo, se conoció un hecho. Enrique Susevich, responsable económico de la campaña de Cambiemos en el 2015 e integrante de la actual mesa chica de la coalición, quedó bajo la lupa judicial. Luego de un procedimiento del Tribunal de Cuentas, la Procuración General inició una investigación penal preparatoria por el supuesto desvío de un millón y medio de pesos de aquel entonces otorgados por el gobierno provincial para la impresión de boletas. El titular de la Anses Paraná presentó planillas de gastos y las difundió en la prensa. Faltarían las facturas, que son las que especifican el destino del dinero.

El bloque de diputados radicales en Cambiemos se solidarizó con Susevich, hombre de la UCR. Y apuntó a Bordet, a quien pusieron en el lugar de ideólogo de una “campaña sucia”. Diego Lara fue el encargado de responder. Como Urribarri a Viola, les dijo que no se pongan nerviosos, que den cuenta en la Justicia, como lo han hecho en su partido. Como si fuera poco, Rubén Pagliotto pidió la renuncia de Susevich. Y puso en aprietos a Rogelio Frigerio. Fue a él a quien le pidió que corra al funcionario investigado.

El detalle político es que sólo los radicales se solidarizaron con su correligionario que se encargó de una campaña cuya fórmula la encabezaron Alfredo De Angeli y Juan Carlos Lucio Godoy. Osea el PRO y el GEN. Pareciera que el centenario partido se debate entre la dignidad partidaria y el supuesto enojo del ministro del Interior.

La reacción radical parece ser selectiva. El domingo apareció en la tapa de Clarín una nota haciendo referencia a la causa de narcotráfico que pesa sobre Sergio Varisco. El sostén de la publicación son las declaraciones que hizo Luciana Lemos, ex pareja de Andrés Celis en el marco de la investigación. Las mismas son de junio del año pasado. La causa se elevó a juicio hace dos semanas. Pese al papelón del “gran diario argentino”, en la UCR no dijeron una sola palabra. ¿Será porque no se lo pidió Frigerio?

Otro libreto

El radicalismo ha decidido sumarse al relato del PRO que tiene como estrategia responsabilizar a los años de peronismo en el poder como la causa de la crisis actual. “Gobiernan hace 16 años” es la adaptación entrerriana de lo impulsado por Jaime Durán Barba.

El Intendente de Paraná, sin embargo, no puede hacer propia esa estrategia por dos razones: primero porque está al frente de la gestión; segundo porque su construcción alcanza a peronistas. Los tiene en la lista y en la gestión. El lunes fue invitado por vecinos en el Club Peñarol. Dio un discurso convocando a todos, por fuera de cualquier “cuestión partidaria”. Hugo Vásquez escuchaba desde un costado.

El jefe comunal dio una entrevista a FM Litoral cuando la operación del matutino porteño era la comidilla en los celulares de periodistas y dirigentes.

“El hecho que haya salido esto después de siete u ocho meses evidentemente es una operación”, apuntó el intendente y candidato a la reelección.

–Si estamos frente a una operación, déjeme ser franco, del gobierno nacional –preguntó el periodista Antonio Tardelli.

-Puede ser, puede ser. Yo soy de Cambiemos pero no del PRO, respondió.

El reportaje transcurrió en clave política y de actualidad. “Hoy todo el país está en una crisis económica muy grande y creemos que el municipio puede ser eje de la reconstrucción”, dijo el Intendente. Casi calcadas a las palabras que eligió Bordet para encarar la campaña: en un marco de crisis nacional, la Provincia es una isla. El antiperonismo vuelve a aparecer en el proselitismo. Pero Varisco no construye mayoría con ese relato.

Hace exactamente cuatro años se decidía en Gualeguaychú si la UCR le abría o no la puerta al peronismo a través de Sergio Massa. Apostaron a no incorporar al peronismo. Le alcanzó para ganar la presidencia y pelear voto a voto la Provincia. Pero de aquellos a tiempos al día de hoy, pasaron cosas.
Fuente: Página Política

Claves

Relatos Campañas Radicalismo Cambiemos

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles