1/4
La Central de Trabajadores Argentinos (CTA) Entre Ríos, alineada con la conducción nacional de Hugo Yasky, sesionó el viernes en congreso y aprobó por unanimidad la vuelta a la CGT. Confirmó así lo resuelto para las regionales de todo el país, el 3 de octubre pasado en Lanús.

Aquella decisión fue planteada en un marco bien político y de campaña. Fue un encuentro del que fueron parte dirigentes de la corriente sindical que se sustenta en Camioneros (los Moyano); y Bancarios (Sergio Palazzo) y que cerró con la presencia de Máximo Kirchner y del candidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández, que milita la idea de la unidad.
En la provincia
Concretamente en Entre Ríos, la CTA Yasky tiene sus bases más fuertes en docentes (la Lista Integración que conduce AGMER en la provincia) y en estatales a través de la Lista Verde y Blanca de ATE.

La “unidad” que se propicia parte de una dispersión importante. Hay otra expresión de la CTA, la CTA Autónoma, con un peso relevante ya que tiene su base más firme en ATE: Oscar Muntes es secretario General del Gremio y a la vez titular de la CTA Autónoma. Desde el gremio docente, acompañan a esta central agrupaciones como la Rojo y Negro que conduce entre otras la seccional Paraná del sindicato.

Hay una “tercera CTA” resabio de la fractura de la organización fundada en los 90. Es la CTA que lidera el estatal Pablo Micheli, líder de esa tercera pata. El rostro visible en Entre Ríos es el titular en Paraná, Ricardo Sánchez, que estuvo el viernes en el congreso de la Unión Ferroviaria, y que saludó la decisión del congreso.

En resumen, la CTA, hoy en la provincia, expresa una fractura en tres partes que ha tenido sostén principal en los gremios estatales, tal vez los más importantes en la realidad del sindicalismo entrerriano.
¿Cerrar?
Hay distintas lecturas posibles ante la decisión de la CTA Yasky de “volver” a la CGT.

En principio, es ineludible poner en foco la presencia en el acto de Lanús de quien probablemente se convierta en presidente de la Argentina, Alberto Fernández. Es de algún modo, y antes que nada, facilitar al candidato del peronismo la “unidad” del movimiento sindical que encauce, organice la demanda social. Es la idea de sentar una sola voz, aunque más potente, en la mesa del “pacto social” que el Frente de Todos pretende plasmar en la Argentina a partir de diciembre.

En segundo lugar, hay lecturas posibles en torno a lo que puede leerse, simplemente, como “cerrar la CTA”; bajar la persiana a una historia de 26 años; dejar el “monopolio” de la voz obrera tan luego a “los gordos” que conducen la CGT.

Una tercera lectura se hace más visible mirando las reacciones en la CGT tras la decisión de la CTA Yasky. En coincidencia con el plenario y acto en Lanús, que decidía la vuelta a la histórica CGT, unos 50 secretarios generales referentes de “los gordos” más las 62 Organizaciones Peronistas sesionaban para poner reparos, límites y objeciones al retorno en masa de afiliados a sindicatos de la CTA con fuerte tradición de lucha como es el docente, aun con la fuerte adhesión que expresaron entre 2003 y 2015 a la era kirchnerista. Uno de los promotores del portazo a la militancia de CTA fue el gastronómico Luis Barrionuevo, según se informó en nota de Infobae.

La pregunta entonces es si la movida de la CTA es el simple “cierre” de una historia interesante del sindicalismo argentino o supone una suerte de “colonización” de la vetusta CGT que obligue a la renovación, actualización de estatutos y reglas de juego en un modelo sindical que hoy deja afuera a todas las organizaciones sin personería jurídica, a los desocupados, a los emprendedores y los movimientos sociales.
Unidad en la acción
No es opción, para la CTA Autónoma, esto de volver a la CGT. En diálogo con este portal, Muntes ha preferido “la unidad en la acción” y desmintió que la existencia de tantas corrientes sindicales constituya una debilidad del movimiento obrero. Reivindicó la existencia de la CGT de los Argentinos, la CGT Azopardo, la CTA y puso en dudas que “la unidad de los dirigentes” pueda plasmarse en mejores tiempos para la organización sindical y política de los trabajadores. Se verá si la vuelta a la CGT de una expresión importante de lo que fue la CTA es capaz de propiciar cambios. De antemano, pareciera que esta CTA encuentra una aliada en ese objetivo que es la Corriente Federal de Trabajadores (Camioneros, Bancarios y las organizaciones que fueron parte de la MTA).

En principio, juntos, han sido los sectores que protagonizaron el reclamo, los paros, las marchas, en los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri, con retrocesos a velocidad espeluznante en materia de derechos. Está por definirse el rol que estos mismos espacios sostendrían ante un gobierno del peronismo, en la versión ahora de Fernández en la Rosada.

Lo cierto es que no echar por la borda los principios que dieron origen a la CTA en 1992 supondrá “mudar” esas consignas a la CGT para su transformación profunda como organización obrera.
Horizontes, en los discursos del viernes
Más de una decena de oradores se turnaron en el uso de la palabra en el congreso del viernes de la CTA Entre Ríos.

El secretario General de la organización, el docente Sergio Elizar, dio los fundamentos en favor de “la unidad”. Fue antes de la votación y luego de la proyección de un video que no dio muchos márgenes a las disidencias al cerrar con el cántico “unidad de los trabajadores / y al que no le gusta / se jode” que empezaron a entonar al unísono los congresales presentes en el salón de la Unión Ferroviaria.
También tomó la palabra el secretario General de Agmer, Marcelo Pagani, para instar a votar por unanimidad la moción de unidad.
Jorge Kinoto Vázquez (CTA Yasky Paraná) apuntó al “tamaño” de las corporaciones que deben enfrentar los trabajadores en la Argentina y eligió a los sectores aliados en CTA y en CGT para encarar la reorganización ante el recambio de gobierno.
Una delegación de la CGT local acompañó parte de las deliberaciones del congreso. El bancario Augusto Petaco Gervasoni habló en representación de la organización.
Ricardo Sánchez, de CTA Autónoma de Paraná, también avaló la decisión de la CTA Yasky.
Fuente: Página Política

Claves

Sindicalismo CTA-CGT CTA Elizar Muntes Yasky

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles