Sergio Urribarri brindó su primera entrevista a un medio desde que asumió el cargo de embajador argentino en Israel. Lo hizo al medio Ynet Español. Allí habló de los recientes acuerdos de paz y las posibilidades de desarrollo del comercio bilateral que se abre tanto para Israel como para la Argentina. La histórica relación de amistad entre ambos países y el puntapié relevante y fundamental de la visita del presidente Alberto Fernández, en enero pasado.

El periodista que los entrevistó, Rubén Pereyra, describe al inicio de la nota que el ex mandatario “no parece el embajador que uno imagina, su agenda se parece más a la de un dirigente político que a la de un diplomático”. A lo que el entrerriano le respondió: “No tengo nada que ver con la diplomacia, yo siempre aclaro, soy político, fui gobernador, ésa es mi identificación”, aclara.

–¿Cómo fue su designación al frente de la Embajada argentina en Israel, teniendo en cuenta que es un hombre que viene de la política?

–Cuando el presidente Alberto Fernández me invitó a servir al país como embajador en el exterior había destinos en Europa y América latina, pero elegí como destino el Estado de Israel. Porque fui gobernador de Entre Ríos durante dos períodos y es conocido el vínculo intenso que tiene mi provincia con la comunidad judía, que en muchos aspectos ha sido fundacional. Nací y me crié en un pueblo que se llama Arroyo Barú, que está rodeado por colonias judías, y en mis gestiones como gobernador trabajamos con la comunidad judía y logramos cosas importantes. Una acción que me enorgullece en particular es el establecimiento por decreto en 2011 de la enseñanza obligatoria de la Shoá en todas las escuelas públicas y privadas de la provincia. Este conocimiento se sigue impartiendo y se convirtió en una política de Estado al servicio de la memoria. Esos y otros factores influyeron en mi elección de este destino y por supuesto también el vínculo histórico, social y cultural profundo que une a ambos países y ambos pueblos. Lógicamente también pesó la importancia actual de Israel, que es un país muy próspero con una economía integrada al mundo y una gran vocación hacia el comercio exterior, destacado a nivel global en el campo de la tecnología. El Presidente nos planteó los ejes de nuestra misión, que involucran fortalecer la relación bilateral tanto en lo atinente al comercio exterior, como en lo vinculado con la cooperación en el campo de la tecnología y el conocimiento, en el que Israel tiene un desempeño destacado a nivel global.

–¿Qué tiene de diferente el mundo diplomático del mundo político?

–Procuramos darle a la embajada una impronta de trabajo muy ejecutiva, en consonancia con la noción actual de la función de la diplomacia, que es un poco distinta de la imagen tradicional que tenía más que ver con las relaciones sociales o institucionales, que por supuesto también cultivamos. En particular, después de tantos años en función ejecutiva al frente del gobierno de una provincia, me siento muy cómodo con el pragmatismo y el carácter resolutivo de los israelíes, y busco capitalizarlo para todas nuestras acciones.


Ver aquí entrevista completa
Fuente: Página Política

Claves

Embajada de Israel Urribarri

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles

Comentarios

El comentario no será publicado ya que no encuadra dentro de las normas de participación de publicación preestablecidas.

Publicá tu comentario

¡Tu comentario fue enviado con éxito!

La publicación del mismo está sujeta a la aprobación del moderador. Muchas gracias.

¡Escribí tu comentario!

* 600 caracteres disponibles